viernes, agosto 19, 2022

La mitad de Birmania, en riesgo de caer en la pobreza en 2022

La ONU advierte de la dramática situación en el país debido a la pandemia y al golpe de Estado dado el 1 de febrero

El doble impacto de la pandemia y la crisis política desatada en Birmania por el golpe de Estado podría llevar a hasta 25 millones de personas, o la mitad de la población, a la pobreza en 2022, apunta este viernes Naciones Unidas.

El informe, titulado ‘Covid-19, golpe de Estado y pobreza: efectos negativos combinados y su impacto en el desarrollo humano en Birmania’, alerta que los datos de pobreza en el país podrían situarse en cifras de 2005, tras registrar una década de bonanza económica a raíz de la transición hacia la democracia de la nación.

“En 12 años, de 2005 a 2017, Birmania logró reducir casi a la mitad el número de personas que viven en la pobreza. Sin embargo, los desafíos de los últimos 12 meses han puesto en riesgo todos estos avances en materia de desarrollo, que tanto ha costado alcanzar”, señala Achim Steiner, administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El impacto de la pandemia ya había causado estragos en la débil economía birmana, donde hasta finales de 2020 el 83% de los hogares había registrado de promedio una caída del 50% sus ingresos, según el análisis del PNUD.

A la crisis sanitaria se suma el golpe de Estado militar del 1 de febrero y la brutal represión de las fuerzas de seguridad contra las manifestaciones en rechazo del mando castrense que podría causar otro fuerte aumento en la tasa de pobreza, apunta el organismo.

El golpe ha sido respondido por un movimiento de desobediencia civil que ha paralizado parte de la economía y la administración birmanas.

Artículos relacionados