domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

La inflación continúa su escalada: llega al 7,6% en febrero, su tasa más alta en 35 años

El INE señala la electricidad, la gasolina y los alimentos como los productos que más se encarecieron durante el segundo mes del año

La inflación cerró el mes de febrero en su nivel más alto en 35 años al situarse en el 7,6%, dos décimas por encima de la estimación avanzada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace dos semanas y 1,5 puntos superior al dato interanual de enero.

El INE ha señalado este viernes que se trata de la tasa más alta del IPC en España desde diciembre de 1986, y apunta a la electricidad, la gasolina y los alimentos como los componentes del índice que mayor peso tuvieron en este repunte.

Concretamente, la categoría «electricidad, gas y otros combustibles» lideró el aumento de los precios con una subida del 60% respecto a febrero de 2021, en contraste con el 39,6% de incremento observado en enero y muy por encima de utilización de vehículos personales (16,9%), servicios de alojamiento (12,6%), muebles (7,1%) y alimentos (5,6%).

Dentro del apartado de combustibles, el precio de la electricidad protagonizó con diferencia la mayor subida de todo el IPC al dispararse en el segundo mes del año un 80%, por encima de los combustibles líquidos (52,3%), los hidrocarburos licuados como el butano o el propano (33,4%) y el gas natural (12,1%).

En el ámbito de los transportes, el precio del gasóleo se apuntó un alza del 28,4 % y la gasolina se encareció un 25,1%.

En cuanto a la alimentación, otros aceites comestibles (donde se incluye el de girasol) y el aceite de oliva registraron los mayores incrementos con repuntes del 32,3 y del 30,6%, respectivamente, muy por encima de la pasta (19,9%) y la harina (11,7%).

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Liberal (@elliberal_)

De esta forma, la tasa de inflación interanual vuelve a subir después de que en enero bajara respecto a diciembre, cuando pasó del 6,5 al 6,1%, y rompiera una tendencia al alza que se repitió durante diez meses consecutivos y que ahora vuelve a recuperarse en un contexto marcado por las tensiones provocadas por el conflicto en Ucrania, que estalló el pasado 24 de febrero.

Desde que hace un año el IPC se situara en el 0,0%, la evolución del indicador refleja cómo se ha desbocado la inflación: del 1,3% en marzo pasó al 2,2% en abril, al 2,7% en mayo y junio, al 2,9% en julio, al 3,3% en agosto, al 4% en septiembre, al 5,4% en octubre, al 5,5% en noviembre, al 6,5% en diciembre y al 6,1% en enero.

Sin las rebajas tributarias aprobadas por el Gobierno para intentar contener la subida de la factura de la luz, el IPC a impuestos constantes habría alcanzado el 8,5%, según los cálculos del INE.

En cuanto a la inflación subyacente -que no incluye ni alimentos frescos ni energía-, el órgano estadístico no ha revisado el dato y lo mantiene en el 3%, seis décimas por encima de la cifra de enero; no estaba en niveles tan altos desde septiembre de 2008.

Por el contrario, el INE sí ha revisado en dos décimas al alza el IPC mensual, que finalmente se situó en el 0,8%, su mayor repunte en más de tres décadas.

También revisó al alza pero en una décima el índice de precios de consumo armonizado (el IPCA, que permite hacer comparaciones con otros países europeos), hasta dejarlo en el 7,6%, un punto y medio más que la cifra observada el mes anterior.

Fuente: EFE

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores