sábado, octubre 23, 2021

El PSOE asegura que la detención de Puigdemont no altera la mesa de diálogo: «Sigue en marcha»

«Lo importante es llegar a acuerdos, que muchas veces no será sencillo, no será algo fácil», asegura Adriana Lastra

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha subrayado este lunes que la mesa de diálogo con Cataluña «sigue en marcha» tras la detención, el pasado jueves, del expresidente de la Generalidad Carles Puigdemont en Cerdeña (Italia), que posteriormente fue puesto en libertad, aunque reconoce que «no será sencillo» llegar a acuerdos.

«La mesa de diálogo sigue en marcha y lo importante es llegar a acuerdos, que muchas veces no será sencillo, no será algo fácil», ha dicho Lastra en rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Permanente de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE al ser preguntada sobre cómo puede afectar la detención de Puigdemont a esta iniciativa puesta en marcha recientemente entre el Gobierno de España y el Gobierno catalán.

JxCat, el partido de Puigdemont, renunció a estar en la mesa después de que el presidente de la Generalidad, Pere Aragonès (ERC), no incluyera los nombres propuestos por sus socios al no formar parte del Gobierno catalán, entre los que figuraban Jordi Sànchez y Jordi Turull, dos de los presos del «procés» indultados en junio.

Lastra no ha comentado nada respecto a la detención y posterior puesta en libertad de Puigdemont, ya que se ha limitado a expresar el «respeto absoluto a los procesos judiciales y las decisiones que tomen los tribunales».

En cambio, ha recalcado que «tanto el Gobierno de España como el de la Generalidad son conscientes de que la mesa de diálogo es una ventana de oportunidades para el futuro, para la recuperación justa».

«Es un proceso que merece la pena, merece la pena hablar de un futuro en común, que la recuperación justa para que sea justa llegue a todos los territorios y ciudadanos», ha añadido.

Puigdemont fue arrestado el jueves en el aeropuerto de Alguer (Cerdeña) por una orden del Tribunal Supremo español, aunque salió de la cárcel de Bancali, en la ciudad de Sassari, el viernes, cuando el Tribunal de Apelación decidió que no le iba a imponer medidas cautelares de ningún tipo ni restricciones de movimiento.

El líder independentista volverá a la isla italiana el 4 de octubre para comparecer en la vista en la que se analizarán si se dan las condiciones para su entrega a España, aunque fuentes italianas cercanas al caso han explicado que si no estuviera físicamente presente en territorio italiano, el tribunal establecerá «no lugar a proceder» y terminará el procedimiento judicial.

Fuente: EFE

Artículos relacionados