lunes, agosto 8, 2022

El paso de Lavrov en su visita a Serbia, vetado por Bulgaria, Macedonia del Norte y Montenegro por efecto de las sanciones

Los tres países miembros de la OTAN han cerrado su espacio aéreo al avión del jefe de la diplomacia rusa

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha tenido que cancelar su visita a Belgrado, después de que Bulgaria, Macedonia del Norte y Montenegro, tres países miembros de la OTAN, no permitieran a su avión oficial de Lavrov sobrevolar su espacio aéreo rumbo a la capital serbia.

El jefe de la diplomacia rusa es uno de los altos cargos bajo sanciones occidentales impuestas a Rusia por su invasión de Ucrania.

Vucic y otros dirigentes serbios reconocieron en los días pasados que la visita de Lavrov era «complicada». Durante la misma se debían abordar temas de cooperación política y económica bilateral, así como la situación internacional general y en los Balcanes occidentales en particular.

Serbia es candidato al ingreso en la Unión Europea (UE), pero es el único país europeo que no se ha sumado a las medidas restrictivas contra Rusia, su amigo tradicional.

Moscú respalda a Belgrado en las instituciones internacionales en su postura de no reconocer la independencia de su antigua provincia de Kosovo, aceptada por la mayoría de los países occidentales.

Además, Serbia depende casi en su totalidad del gas ruso, y hace diez días Vucic anunció, tras una conversación telefónica con el presidente ruso, Vladímir Putin, que Rusia seguirá suministrando gas a Serbia y que será firmado un acuerdo por tres años.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados