martes, enero 18, 2022

El Gobierno decide eliminar los exámenes de recuperación en la ESO y los alumnos podrán pasar de curso directamente

Educación asegura que se tomarán medidas antes de que se produzca la mala nota en los alumnos y no se tendrá en cuenta el número de materias que tengan pendientes

El Ministerio de Educación ha decidido eliminar los exámenes de recuperación para la ESO (de 12 a 16 años), según ha anunciado el diario ‘EL MUNDO’.

Estas pruebas eran la segunda oportunidad que recibía el alumno que había suspendido una asignatura para poder recuperarla. Estos exámenes los realizaban las comunidades autónomas en septiembre y, ahora, se estaban realizando en la mayoría de los casos a finales de junio.

¿Qué va a pasar ahora con esta decisión que ha tomado el Ministerio de Educación?

En este caso, con la nueva medida que ha aprobado el Ministerio de Educación, a partir de ahora se tomarán medidas antes de que se produzca la mala nota en aquellos alumnos que, actualmente, suspenderían esa asignatura y, además, no se tendrá en cuenta el número de materias que tenga pendiente ese alumno.

Con esta nueva medida los alumnos que hayan suspendido una asignatura podrán pasar de curso directamente sin tener que pasar por la convocatoria extraordinaria que tenía lugar en junio. Esto se podrá hacer si así lo consideran los profesores de forma colegiada.

La medida aprobada por Educación afectará a los alumnos de la ESO, pero no a los de Bachillerato, ya que la prueba de recuperación, conocida como convocatoria extraordinaria, seguirá presente para los jóvenes de entre 16 y 18 años.

Aunque, según apuntan fuentes del Ministerio de Educación, esta medida que han propuesto ya se ha planteado ante las comunidades autónomas y estas lo han «visto con buenos ojos», la medida aún está pendiente de negociarse y aprobarse en una Conferencia Sectorial de Educación.

El problema de esta nueva medida se encuentra en cómo y cuándo recuperarán los alumnos esas materias que no han aprendido tras no presentarse a una convocatoria extraordinaria. Según Educación, la solución es «potenciar la evaluación continua» porque «el suspenso no determinará si un alumno pasa de curso o no», indican.

Fuentes de este Ministerio explican a ‘EL MUNDO’ que «se tomarán medidas» antes para que el alumno obtenga los conocimientos requeridos en esas asignaturas. Además, para que esto sea posible, el PSOE registró esta semana en el Congreso una iniciativa parlamentaria para que se pongan más profesores en los centros de especial dificultad y, así, que den una atención individualizada a sus alumnos.

Artículos relacionados