sábado, diciembre 3, 2022
sábado, diciembre 3, 2022

EE.UU. y Rusia califican de «absurdo» que se les relacione con el sabotaje al Nord Stream

Paralelamente, la Guardia costera sueca ha detectado hace unas horas una segunda fuga de gas en el Nord Stream 2

Estados Unidos tachó este miércoles de «absurdo» que se le señale de estar detrás del «aparente sabotaje» a los gasoductos Nord Stream 1 y 2, que ha causado fugas en el mar Báltico, y dijo que esta teoría forma parte de la «desinformación rusa». De igual forma, el Kremlin calificó de «tontas y absurdas» las acusaciones europeas de que Rusia podría estar detrás de los daños detectados en los gasoductos.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, aseguró que Estados Unidos está «apoyando los esfuerzos de los países europeos para investigarlo» y también ofreció ayuda para «mitigar cualquier impacto ambiental» provocado por esas fugas. Price dijo que hubo un «aparente sabotaje» contra los gasoductos, pero avisó de que la investigación para conocer exactamente lo ocurrido «llevará tiempo».

El portavoz de la diplomacia estadounidense explicó que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ya habló por teléfono sobre este asunto con su homologo danés, Jeppe Kofod, y que tiene previsto llamar a otros socios europeos en las próximas horas.

Suecia, Dinamarca, Alemania, la Unión Europea (UE) y la OTAN afirmaron que las fugas son causa de un «acto intencionado» y de un «sabotaje».

El primer Nord Stream, con una capacidad de bombeo de 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año, está detenido tras alegar Rusia una fuga de aceite en la única estación compresora rusa que aún estaba en funcionamiento.

Mientras que el Nord Stream 2 nunca llegó a operar debido al bloqueo por parte de Berlín de la infraestructura incluso antes del inicio en febrero de la invasión rusa de Ucrania. No obstante, ambos gasoductos están llenos de gas y deben por tanto mantener una presión estable.

La Guardia costera sueca detecta una segunda fuga

Mientras, el problema se agrava ya que la guarda costera de Suecia ha detectado una segunda fuga de gas en el gasoducto ruso Nord Stream 2 que se suma a las tres detectadas en las dos tuberías entre el domingo y el lunes.

La cuarta fuga, de menor tamaño, se encuentra en la zona exclusiva económica sueca y en el Nord Stream 2, según informó al diario Svenska Dagbladet Jenny Larsson, portavoz de la Guardia costera. «Se trata de un vertido grande de unos 900 metros de diámetro y otro menor de unos 200 metros», afirmó esa fuente.

El descubrimiento fue hecho hace un día durante una patrulla de las autoridades suecas, que al igual que las danesas, supervisan la con barcos y aviones la zona, aunque no había sido difundido hasta ahora. En total hay dos fugas en cada gasoducto, dos en la zona danesa y dos en la sueca, en aguas internacionales.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores