domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

Desastre aéreo en China: sin supervivientes entre los 132 ocupantes y ni rastro de las cajas negras

La aerolínea, que es la segunda mayor del país por número de pasajeros, ha cancelado ya más de 1.900 vuelos

Las tareas de rescate continúan este martes en el condado de Tengxian de la provincia meridional de Guangxi, donde este lunes se estrelló un Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern con 132 personas a bordo, sin que se haya informado todavía del hallazgo de ningún superviviente ni de las cajas negras.

Por el momento ninguna fuente oficial ha aclarado si viajaban extranjeros a bordo del aparato malogrado. El siniestro provocó un incendio forestal en la zona, de difícil acceso para los equipos de rescate por su escarpada orografía y su remota ubicación.

El Ejército Popular de Liberación (Ejército chino) movilizó en la madrugada del martes a 80 soldados de la región para colaborar en las labores de rescate, que se sumaron a más de 700 bomberos de la provincia local y otros 500 enviados por la provincia vecina, Cantón.

El incendio fue sofocado en la tarde del lunes y los equipos de rescate pudieron acercarse al lugar del suceso, donde prosiguieron sus tareas durante la noche: “Hay piezas del ala del avión, algunas de entre dos y tres metros. También hay escombros y restos, algunos de los cuales son probablemente piezas de ropa”, describe un trabajador citado por la agencia Xinhua.

El avión cayó «en picado»

“El avión cayó en picado y parecía estar de una pieza durante la caída. Pocos segundos más tarde, se estrelló”, asegura un residente de la zona citado por Xinhua.

Según datos del portal de seguimiento de vuelos FlightRadar24, la aeronave volaba a las 14.19 hora local (06.19 GMT) a una altitud de 29.100 pies (8.870 metros) cuando, a unos 55 kilómetros al oeste de la localidad de Wuzhou, comenzó a descender.

El último punto de contacto del vuelo, según el citado portal, fue a unos 25 kilómetros al suroeste de Wuzhou, a una altitud de 3.225 pies (989 metros), a las 14.22 hora local (06.22 GMT), lo que supondría que en apenas tres minutos el aparato descendió casi 8.000 metros.

Otros testigos hicieron referencia al sonido de la explosión: “Escuché un ruido fortísimo y comenzó rápidamente un fuego en mi plantación de árboles”, explicó un lugareño.

Más de 1.900 vuelos cancelados

Casi 24 horas después del siniestro, China Eastern, la aerolínea que operaba el vuelo del accidente sufrido este lunes, ha cancelado más de 1.900 vuelos en el país asiático, informó el medio financiero Sina Finance. Dicha cifra supone alrededor del 90% de las rutas que debía operar en todo el territorio chino.

Asimismo, las autoridades del aeropuerto de la ciudad sureña de Kunming, han informado de la suspensión de 223 vuelos, un 60% de los vuelos de la jornada.

La aerolínea, que es la segunda mayor del país por número de pasajeros, ordenó tras el accidente que todos los aparatos Boeing 737-800, el modelo del avión estrellado, permaneciesen en tierra y obtener más datos sobre lo ocurrido, según la prensa local.

Otras aerolíneas chinas como Shanghai Airlines y China United Airlines también han decidido dejar en tierra sus modelos 737-800 por el momento. Según datos facilitados por Sina Finance, 23 aerolíneas chinas cuentan con aparatos 737-800 en su flota, y este martes estaban previstos 853 vuelos de dicho modelo en el país asiático.

Tras el suceso el valor bursátil de China Eastern ha caído un 6,15% en la Bolsa de Shanghái y un 6,3% en la de Hong Kong, donde también cotiza.

Poco después del suceso, el presidente chino, Xi Jinping, pidió una investigación para esclarecer tanto las causas del accidente «lo antes posible» como otros posibles problemas de seguridad en el sector de la aviación civil.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores