martes, mayo 21, 2024
martes, mayo 21, 2024

Cumbre hispano-francesa: Sánchez y Macron firman un tratado para elevar las relaciones entre España y Francia al máximo nivel

Con el Tratado de Barcelona, ambos países sellan su amistad para crear instancias compartidas y facilitar una actuación más coordinada dentro de la UE

Este jueves el presidente español, Pedro Sánchez y su homólogo francés, Emmanuel Macron, se han dado cita en Barcelona para plasmar un ambicioso acuerdo bilateral que equipara la relación entre ambos países como la franco-alemana o la franco-italiana. Se trata del Tratado de Barcelona.

Sánchez y Macron han firmado ambos un acuerdo que se suma al histórico Tratado del Elíseo entre Francia y Alemania o al Tratado del Quirinal entre Francia e Italia que se firmó en el año 2021.

Gracias a este acuerdo, Macron sella la amistad de París con la de Madrid, donde busca estrechar la cooperación bilateral con España. Además, busca crear instancias compartidas como por ejemplo consejos entre ministros conjuntos y, también, facilitar una actuación más coordinada dentro de la Unión Europa.

En este encuentro han acudido un gran número de ministros, tanto franceses como españoles.

En la rueda de prensa posterior al encuentro entre ambos mandatarios, Sánchez ha asegurado que este acuerdo tiene como objetivo «sellar una excepcional relación» y dotar a ambos países de un «marco jurídico destinado a perdurar en el tiempo», explicaba.

Macron ha indicado también que «el tratado de amistad va a permitir profundizar y estructurar nuestras cooperaciones. Tenemos que renovar el marco de cooperación de defensa y acelerar la cooperación en materia de interconexión ferroviaria eléctrica y de gas», aseguraba a los medios.

Ambos presidentes han hablado también de la situación que está viviendo Europa con una guerra tan cerca como es la de Ucrania. Sánchez ha indicado que, actualmente, «Europa está en un momento crítico por la guerra y por las decisiones comerciales que están tomando aliados como EE.UU. Pero igual que en la pandemia, Europa sabrá entender, compartir el diagnóstico y reaccionar en positivo», indicaba.

Las claves del tratado que eleva las relaciones entre España y Francia al máximo nivel

La 27 cumbre hispanofrancesa, celebrada este jueves en Barcelona, ha alumbrado el primer Tratado de Amistad y Cooperación entre el Reino de España y la República Francesa.

Estas son algunas de sus principales claves:

Invitaciones cruzadas a los consejos de ministros

Una prueba de la mayor intensidad que alcanzarán las relaciones bilaterales es que, según establece el título I del tratado, dedicado a las relaciones de amistad y cooperación, «un miembro del Gobierno de una de las partes será invitado al Consejo de Ministros de la otra parte, al menos una vez cada tres meses y por rotación».

Se trata de un punto inédito a nivel europeo ya que, si bien existen ejemplos europeos de reuniones conjuntas de Consejos de Ministros al completo de dos estados, no son integraciones periódicas de un ministro en un ejecutivo de otro país como las que contempla este tratado, señalan fuentes de Moncloa.

Refuerzo de interconexiones energéticas y apuesta por el H2Med

En el capítulo energético -un asunto crucial desde la guerra en Ucrania-, España y Francia se comprometen a «seguir desarrollando las interconexiones entre ambos países para alcanzar los objetivos fijados por la Unión Europea», dando prioridad al ámbito energético pero con las interconexiones de transporte y telecomunicaciones como objeto de «intercambios prioritarios».

El tratado precisa que ambos países «tendrán en cuenta la viabilidad económica de los proyectos de interconexión y el calendario de desarrollo acordado (…) y colaborarán estrechamente con la Comisión Europea para garantizar que los nuevos proyectos de interconexión energética puedan beneficiarse de la financiación europea en las mejores condiciones».

En este sentido, el documento ratifica el compromiso de desarrollar «los proyectos de interconexión eléctrica y el proyecto H2Med -el hidroducto que debe conectar Barcelona y Marsella- de forma equitativa y de conformidad con las normas europeas».

Mención al exilio republicano

El tratado, sellado este jueves por los presidentes Pedro Sánchez y Emmanuel Macron, consta de 10 títulos y arranca con la voluntad de ambas partes de «enraizarse en la profundidad histórica de sus relación bilateral, forjada desde hace siglos».

En esta línea, menciona «la densidad y la profundidad de los vínculos humanos que los unen, y que perduran en la memoria personal de los descendientes de españoles, entre ellos los refugiados y combatientes de la libertad durante el exilio republicano, que han hecho de Francia su hogar», asegura el documento.

Consultas regulares en política exterior para consensuar posturas

España y Francia «se consultarán regularmente antes de las grandes decisiones europeas sobre temas de interés común, con el fin de tratar de establecer posiciones comunes y de impulsarlas conjuntamente, en el seno de las instituciones europeas y ante los demás Estados miembros».

En materia de política exterior, el tratado dice que «a nivel de Ministros de Asuntos Exteriores, se consultarán periódicamente sobre cuestiones de política exterior, en particular las que afecten a sus intereses nacionales, así como en caso de crisis y antes de los grandes acontecimientos internacionales».

Reunión anual del Consejo Hispanofrancés de Defensa

Asimismo, el documento, de 24 páginas, también contempla que el Consejo Hispanofrancés de Defensa y Seguridad, en el que participan los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de los dos países, se reunirá anualmente para examinar conjuntamente las cuestiones de política exterior y los avances en materia de política de defensa y seguridad, tanto a nivel bilateral como europeo e internacional.

El tratado también subraya la doble condición de ambos países de «socios de la Unión Europea y aliados en virtud del Tratado del Atlántico Norte».

Compromiso con la libertad de circulación en las fronteras

«Las partes reiteran su compromiso con el buen funcionamiento del espacio sin controles en las fronteras interiores, que representa un resultado esencial del proyecto europeo», señala el texto, por el cual España y Francia «se comprometen a preservar el acervo de Schengen y la libertad de circulación y a garantizar su continuidad, profundizando su cooperación bilateral y europea a tal efecto».

Mejora de la ejecución de las órdenes de detención

Este mayor estrechamiento de las relaciones entre España y Francia también conlleva el compromiso de que ambos países «promoverán y mejorarán la ejecución de los instrumentos de reconocimiento mutuo, en particular las órdenes europeas de detención y entrega (OEDE), las órdenes europeas de investigación (OEI), los certificados de embargo y decomiso, las transferencias de procedimientos penales y apoyarán la creación de equipos conjuntos de investigación (ECI), siempre que sea necesario», precisa el tratado.

Creación de un grupo de trabajo sobre cuestiones migratorias

Por otra parte, también se aumenta la cooperación en la gestión de la migración, de forma que se entablará un «diálogo regular» sobre esta cuestión «a todos los niveles» y se creará «un grupo de trabajo hispanofrancés sobre cuestiones migratorias (GCM), que reunirá a los servicios responsables de la gestión de fronteras, migración, asilo, integración y lucha contra las redes de inmigración ilegal en sus respectivas administraciones».

Facilitación de la obtención del doble bachillerato

En materia educativa, ambas partes «desarrollarán dispositivos de cooperación educativa y lingüística que permitan la doble obtención del bachillerato general francés y del bachillerato español, como el BachiBac y el Bachillerato Francés Internacional (BFI)».

Asimismo, se reforzarán «los sistemas educativos bilingües y biculturales español-francés, en particular a través del “LabelFrancÉducation”, las secciones internacionales en Francia y España y clases para obtención de los respectivos bachilleratos».

Fuente: El Liberal y EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores