lunes, abril 15, 2024
lunes, abril 15, 2024

Bielorrusia denuncia la caída de un misil antiaéreo ucraniano S-300 en su territorio

Ha ocurrido un suceso similar al del pasado 16 de noviembre, cuando un misil ucraniano se desvió de su curso y mató a dos personas en Polonia

La Presidencia bielorrusa denunció este jueves la caída de un misil antiaéreo ucraniano S-300 en su territorio durante el bombardeo masivo ruso contra la infraestructura civil de Ucrania.

«Hoy, entre las 10.00 y las 11.00 hora local (07.00-08.00 GMT), se detectó la caída en territorio de Bielorrusia de un misil ucraniano S-300 procedente del territorio de Ucrania», informó el servicio de prensa del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko.

Según las autoridades bielorrusas, que están activamente implicadas en la campaña militar rusa en Ucrania, «el presidente fue informado de inmediato de la caída del misil ucraniano».

«Por orden suya en el lugar de los hechos trabaja un grupo de militares e investigadores», añadió la fuente.

En estos momentos, según Minsk, se establecen los motivos del impacto del misil: la entrada del proyectil en territorio bielorruso «semejante al reciente incidente ocurrido en Polonia, cuando el misil perdió el rumbo» o el que fue derribado por la defensa antiaérea de Bielorrusia.

Minsk añadió que «de momento no hay informaciones sobre víctimas».

El pasado 16 de noviembre, un misil ucraniano se desvió de su curso y mató a dos personas en una localidad polaca cercana a la frontera con Ucrania.

Polonia convocó una reunión de emergencia con sus aliados de la Alianza Atlántica después de que Varsovia indicase que se había tratado de un ataque con un «misil de fabricación rusa» en la aldea de Przewodów.

En un principio, Varsovia temió que pudiera tratarse de un ataque del Ejército ruso, pero posteriormente la OTAN desvinculó a Moscú del incidente.

Bielorrusia cita al embajador ucraniano tras la caída del misil

El Ministerio de Exteriores de Bielorrusia citó este jueves al embajador ucraniano para expresarle su firme protesta por la caída de un misil antiaéreo ucraniano S-300 en su territorio.

«Este es un grave incidente. La parte bielorrusa se toma este asunto muy en serio. Exigimos que la parte ucraniana realice una investigación exhaustiva sobre todas las circunstancias que rodean el lanzamiento de dicho misil», informó Anatoli Glaz, portavoz de Exteriores.

El diplomático expresó su confianza en que no se repitan en el futuro incidentes similares que, advirtió, «pueden tener consecuencias catastróficas para todos».

Al mismo tiempo, Minsk negó que, por ese motivo, se plantee declarar persona non grata a algún diplomático ucraniano.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores