martes, enero 18, 2022

Biden confía en luchar contra ómicron sin perturbar la economía ni el turismo

A partir del lunes, todos los viajeros que lleguen a Estados Unidos deberán presentar un test negativo de coronavirus

El presidente de EE.UU., Joe Biden, delineó este jueves una estrategia para contener la pandemia en su país durante este invierno y minimizar el impacto de la variante ómicron, con la esperanza de no perturbar demasiado la economía ni el turismo.

El plan de Biden incluye una medida que entrará en vigor el próximo lunes y por la que todos los viajeros que lleguen a Estados Unidos deberán presentar un test negativo de coronavirus en las 24 horas anteriores a su vuelo, en lugar de las 72 horas que se exigían hasta ahora.

Esa medida se aplicará a todos los viajeros, independientemente de su nacionalidad, estado de vacunación o país de salida, y por el momento no se exigirá cuarentena a esas personas, aunque la Casa Blanca no ha descartado reforzar sus medidas si aumenta la preocupación por la variante ómicron.

Evitar el «caos y la confusión»

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, matizó que la Casa Blanca no ha descartado la posibilidad de restringir aún más su política respecto a los viajes internacionales, en caso de que determine que es necesario para «proteger al pueblo estadounidense» y «salvar vidas». «Todas las opciones están sobre la mesa», subrayó Psaki en su rueda de prensa diaria.

El plan de la Casa Blanca para contener el impacto de la pandemia durante este invierno tiene entre sus objetivos minimizar las perturbaciones a la economía y evitar que tengan que cerrar las escuelas.

Insistió en que no debe cundir el «pánico» ante la aparición de esa nueva variante, de la que ya se han detectado tres casos en Estados Unidos: uno confirmado este miércoles en California y otros dos que anunciaron este jueves las autoridades de Minesota y Colorado.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados