miércoles, noviembre 30, 2022
miércoles, noviembre 30, 2022

Biden busca reforzar el club de las democracias frente a China y Rusia en su primer viaje al extranjero

El mandatario estadounidense se reunirá en los próximos días con sus principales aliados de Occidente durante su gira por Europa

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, arranca este miércoles su primer viaje al extranjero desde que ocupó el Despacho Oval. Será un recorrido por Europa en el que el mandatario se reunirá con el primer ministro británico, Boris Johnson, participará en la cumbre del G-7 en Cornualles (Inglaterra) y en la reunión de la OTAN en Bruselas y tendrá un encuentro con las máximas autoridades de la Unión Europea. Biden acabará su periplo por el Viejo Continente con una cumbre con el presidente ruso, Vladímir Putin.

El propio Biden ha trazado las líneas maestras de su viaje en una tribuna escrita en The Washington Post. En ella, el presidente estadounidense destaca que su objetivo principal será el de poner en pie al bloque democrático del mundo frente a autocracias como China o Rusia.

«Este viaje va sobre el compromiso renovado de América hacia nuestros aliados y sobre demostrar la capacidad de las democracias para afrontar los desafíos y para disuadir las amenazas de esta nueva era», explica el mandatario, que insiste en que su país será «más fuerte y capaz» cuando esté flanqueado por naciones que comparten sus valores y su visión del futuro, esto es, por otras democracias.

Algunos de los puntos en que se concreta esta ambición son la construcción de una economía «global, robusta e inclusiva», la lucha contra la pandemia, contra el cambio climático y contra las «actividades dañinas de los gobiernos de China y Rusia». Ante todo ello, señala Biden, «Estados Unidos debe liderar al mundo desde una posición de fuerza».

China y Rusia, los rivales

Las referencias a China y Rusia son constantes en el texto de Biden, dejando claro que la presente Administración tiene claro el papel preponderante que jugarán estos países en el tablero mundial en los próximos años.

En este sentido, Biden habla de que el club de las democracias debe ofrecer una «alternativa» al gigante asiático, desarrollando su infraestructura física, digital y sanitaria. Además, apunta a que, durante su reunión con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, abordará la importancia de «que los mercados democráticos, y no China ni nadie más, escriban las normas del comercio y de la tecnología del siglo XXI».

También se refiere Biden a las tecnologías que han revolucionado el mundo pero que a la vez han destapado vulnerabilidades a través de ataques informáticos. Sobre esto, el presidente estadounidense afirma que las democracias del mundo deben asegurarse de que sus valores gobiernen el uso y desarrollo de estas innovaciones y no «los intereses de los autócratas», en una no tan velada referencia a Vladímir Putin.

Relacionados

spot_img

Colaboradores