lunes, abril 19, 2021

Vox reconoce que habría votado contra el decreto de los fondos europeos con el dictamen del Consejo de Estado

Abascal ha explicado que se abstuvieron por «responsabilidad patriótica» pero que, tras lo dicho por el Consejo de Estado, «sin duda» se habrían opuesto

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha admitido que su formación habría cambiado el sentido de su voto acerca del decreto regulador de los fondos europeos de haber conocido entonces el informe que el Consejo de Estado emitió al respecto.

El dictamen del organismo consultivo se conoció este martes, algo más de un mes después de que los grupos votaran si apoyar o no el decreto del Gobierno. En él, el Consejo de Estado denunciaba la «eliminación de mecanismos de control» y las «graves insuficiencias» del texto presentado por el Ejecutivo.

En una entrevista en ‘Espejo Público’, Abascal ha explicado que, en ese momento, su partido se abstuvo por «responsabilidades patrióticas» al considerar que «la llegada de los fondos europeos iban a aliviar la situación de la economía española». Después del escrito del Consejo de Estado, sin embargo, el líder del partido verde dice ahora que habrían votado en contra «sin duda».

Relaciones «rotas» con Casado

Preguntado por Susanna Griso al respecto, Abascal también se ha referido a sus relaciones con Pablo Casado y las de Vox con el PP. El presidente del partido verde ha desvelado que ambos líderes no han hablado desde la moción de censura, cuando los populares se desmarcaron duramente de la formación de Abascal.

«Las relaciones personales son lo menos importantes, tenemos una responsabilidad y descolgaré el teléfono si me llama pero ha roto relaciones públicamente y ha dicho que tiene una gran relación con Pedro Sánchez», ha explicado Abascal.

Además, el líder de Vox ha afirmado que el objetivo de su formación es convertirse en el primer partido de España. Esto pretende hacerlo convenciendo a españoles que «no les conocen» o que están «confundidos» con el programa que defiende Vox.

- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado