miércoles, diciembre 7, 2022
miércoles, diciembre 7, 2022

Volkswagen ubicará una planta de baterías en Sagunto con una inversión de más de 7.000 millones de euros

Esta será la mayor inversión industrial «jamás realizada en España» y se espera que se generen alrededor de 3.000 puestos de trabajo

El Grupo Volkswagen instalará en Sagunto (Valencia) la gigafactoría de baterías para coches eléctricos que planea para España y movilizará más de 7.000 millones de euros para materializar el proyecto de electrificación de sus plantas en Martorell (Barcelona) y Pamplona.

Los anuncios han tenido lugar este miércoles en una rueda de prensa por el presidente de Seat, Wayne Griffiths, y el miembro del Consejo de Administración de Volkswagen AG y responsable de tecnología de Seat, Thomas Schmall.

Griffiths ha destacado que estos más de 7.000 millones de euros en inversiones son de origen privado y que no incluyen las ayudas públicas del PERTE del coche eléctrico, ya que el consorcio alemán desconoce aún qué cantidad recibirá como consecuencia de un proceso que justo ahora acaba de arrancar.

«Será la mayor inversión industrial jamás realizada en España», ha asegurado Griffiths, tras apuntar que en los próximos días o semanas presentarán la solicitud para optar a las ayudas del PERTE del vehículo eléctrico.

De estos 7.000 millones, unos 3.000 corresponderían a la electrificación de la planta de Martorell, donde Seat prevé fabricar 500.000 coches eléctricos al año a partir de 2025. Otros 300.000 vehículos se ensamblarán también en la otra fábrica del consorcio alemán en Pamplona.

«Todos los planes e inversiones están aún sujetos a la asignación final de los fondos del PERTE«, ha señalado el directivo de Seat.

Además de fabricar eléctricos en Barcelona y Pamplona, los fondos anunciados servirán para localizar la cadena de valor de la producción de baterías eléctricas en Valencia, que será la segunda del consorcio después de la de Alemania.

Además de Valencia, optaban a acoger la gran fábrica de baterías las comunidades de Aragón, Extremadura y Cataluña.

La gigafactoría de baterías, una infraestructura clave para la transformación de la industria automovilística española, se espera que genere alrededor de 3.000 puestos de trabajo, según ha avanzado Schmall.

«En Valencia, fabricaremos nada menos que la próxima generación de células: una fábrica estandarizada, que producirá la innovadora célula unificada de Volkswagen y se abastecerá de energía renovable, lo que permitirá una producción de baterías sostenibles. La planta también creará un fuerte efecto de arrastre a lo largo de toda la cadena de valor de las baterías en España y más allá del país», ha explicado.

Griffiths ha afirmado que «hay que salir a ganar», pero ha admitido que «no podemos hacerlo solos», por lo que ha pedido la ayuda del Gobierno y de las comunidades autónomas a la hora de mejorar la infraestructura de cargadores y las ayudas a la compra de vehículos eléctricos.

Pese a admitir que el coche eléctrico supone «un riesgo» para el empleo, por la menor carga de mano de obra que requiere, ha puesto el acento en que es «una oportunidad histórica que no se puede dejar escapar. «La transformación de España tiene que producirse ya. No hay plan B», ha afirmado.

A la hora de elegir a Sagunto, Volkswagen ha tenido en cuenta sus conexiones logísticas, la infraestructura y la existencia de personal cualificado, lo que garantiza la «celeridad» en la distribución de las celdas de baterías a las plantas de Martorell y Pamplona.

Además, Griffiths ha señalado que se ha tomado esta decisión atendiendo a la necesidad de llegar a un «equilibrio de país».

El presidente de la Generalidad Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado que la decisión de Volkswagen supone avanzar «de una manera decisiva hacia un hecho histórico» por los puestos de trabajo que creará y su impulso a la reindustrialización.

Puig ha destacado que la Generalidad Valenciana ha trabajado a fondo y con discreción desde hace meses para atraer esta gran inversión industrial, que está vinculada a la asignación de fondos europeos del PERTE del vehículo eléctrico convocado por el Gobierno de España.

El presidente de la patronal valenciana CEV, Salvador Navarro, ha calificado la decisión de «excelente noticia» para la Comunidad Valenciana, y ha asegurado que «demuestra claramente» que cuando la Administración pública trabaja en colaboración con las empresas, el resultado beneficia a toda la sociedad.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha garantizado que esta región -que también optaba a albergar la gigafactoría- producirá baterías, porque llegarán otros proyectos.

A su vez, el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha confirmado contactos con empresas del sector de la automoción para atraer inversiones para la fabricación de componentes, no limitadas a las baterías para coches eléctricos o microchips.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores