sábado, mayo 18, 2024
sábado, mayo 18, 2024

Ya son más de 20.000 los muertos por el terremoto de Turquía y Siria: las labores de rescate continúan

Hasta ahora se ha logrado recobrar con vida a unas 8.000 personas, pero «cientos de familias» continúan bajo los escombros

El número de muertos por los devastadores terremotos del lunes superan ya los 20.000, de los cuales 17.134 se contabilizan en Turquía y 3.317 en Siria. En ambos países hay más de 75.000 heridos.

En Turquía, más de 100.000 miembros de equipos de salvamento y del Ejército están movilizados para rescatar a los supervivientes, pero el tiempo invernal, el grado de destrucción y la amplitud de la zona afectada complican los trabajos.

Una vez traspasado el límite de las 72 horas, las esperanzas de encontrar a supervivientes se reducen.

Con todo, los rescatistas han continuado liberando en las últimas horas a personas de los escombros, incluidos cuatro menores que llevaban 84 horas sepultados.

En Siria el número de muertos por los terremotos en todo el país se eleva ya a 3.317 y el de heridos se sitúa en al menos 5.245, incluidas las áreas en manos de la oposición y las controladas por Damasco.

El primer convoy con ayuda humanitaria de la ONU llegó hoy a las áreas opositoras del noroeste de Siria a través del paso fronterizo de Bab al Hawa, que une la provincia siria de Idlib con Turquía, casi cuatro días después del seísmo inicial.

El último balance de víctimas lo ofreció el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que también denunció saqueos en algunas zonas y prometió una dura respuesta.

«Lamentablemente hay saqueos de mercados en algunos lugares. El Estado reacciona a eso mediante el estado de emergencia», dijo el mandatario en una declaración pública en Gaziantep, una gran ciudad situada al este del epicentro del terremoto.

Según el mandatario, el estado de emergencia de tres meses entrará este jueves en vigor tras recibir el visto bueno del Parlamento, donde su partido, el AKP, tiene mayoría.

«Vamos a intervenir contra los saqueos con estos poderes», aseguró Erdogan, quien arremetió además contra la oposición y los medios críticos con su gestión del desastre.

«El Estado de excepción dará al Estado la oportunidad de luchar contra quienes abusen del proceso (de rescate y reconstrucción)», advirtió Erdogan, que en mayo pretende revalidar su cargo en las elecciones presidenciales.

La oposición, liderada por el partido socialdemócrata CHP, pero también numerosos usuarios en redes sociales, critica la gestión de emergencia de las autoridades tras los seísmos.

Los rescatistas alertaron de que las cifras podrían seguir subiendo, ya que muchas personas continúan atrapadas bajo los escombros en el cuarto día de operaciones de emergencia tras el sismo inicial registrado el lunes y al que han seguido múltiples réplicas. Los equipos de ayuda han logrado rescatar a unas 8.000 personas con vida de los casi 6.000 edificios destruidos.

Los rescatistas se esfuerzan por acelerar los trabajos para salvar a quienes permanecen bajo los escombros con temperaturas gélidas de hasta -6 grados, mientras los supervivientes se encuentran con las infraestructuras básicas muy dañadas.

Hasta el momento, se han contabilizado 435 réplicas de menor intensidad en las zonas afectadas en las que trabajan más de 60.000 personas en tareas de rescate y desescombro, en un dispositivo que cuenta con más de cien aviones y helicópteros desplegados.

Las áreas de las provincias noroccidentales de Idlib y Alepo, en manos de la oposición y fronterizas con Turquía, concentran el mayor número de víctimas, con 1.250 fallecidos y más de 2.600 heridos, según el último recuento ofrecido por el grupo de rescatistas Cascos Blancos en su cuenta de Twitter. Los socorristas alertaron de que «cientos de familias» continúan atrapadas bajo los restos de edificios derrumbados, por lo que se prevé que el balance siga aumentando.

Ya antes de los seísmos, Siria sufría su peor crisis humanitaria desde el estallido de las revueltas contra Damasco en 2011 y el posterior inicio de la guerra, con el 90% de la población sumida en la pobreza, desabastecimientos de productos básicos y millones de personas desplazadas.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores