jueves, mayo 26, 2022

(VÍDEO) Un diputado conservador pide la dimisión de Boris Johnson: «En nombre de Dios, váyase»

No se descarta que el enfado en las filas conservadoras se traduzca en un proceso interno para destituir a Johnson como líder

En un gesto que sería impensable en el Congreso de los Diputados, dada la férrea disciplina de los grupos parlamentarios, un representante conservador en la Cámara de los Comunes británica pidió este miércoles la dimisión del primer ministro, Boris Johnson.

En medio del escándalo por las fiestas organizadas en la residencia del premier cuando las restricciones por el coronavirus estaban en vigor, el diputado tory David Davies acabó pidiéndole al primer ministro su renuncia: «En el nombre de Dios, váyase».

Davies comenzó su intervención diciendo que en muchas ocasiones ha defendido la labor de Johnson frente a «votantes enfadados». Entre los logros de su gabinete, citó, por ejemplo, la consecución del brexit o la vacunación en Reino Unido. Sin embargo, añadió a continuación que espera de sus líderes que «asuman responsabilidad por sus acciones» y que, el día anterior, Johnson hizo «exactamente lo contrario».

Por eso, Davies atacó al premier con una frase con la que Johnson sin duda estaba «muy familiarizado». El diputado citó lo que otro representante conservador, Leo Amery, le dijo 82 años antes al entonces primer ministro, Neville Chamberlain, en 1940: «Ha permanecido aquí demasiado tiempo para el bien que ha hecho. En el nombre de Dios, váyase». Dos días después de aquellas palabras Winston Churchill fue nombrado primer ministro.

Posible rebelión tory

Johnson, que rechazó dimitir durante la sesión de este miércoles, ha pedido reiteradamente disculpas por estas fiestas organizadas en Downing Street y ha llegado a decir que creía que eran citas de trabajo, a pesar de que los asistentes habían llevado bebida.

La posición del primer ministro es cada vez más débil debido al malestar en las filas tories, en particular entre los nuevos diputados que obtuvieron escaños en las elecciones de 2019 en circunscripciones del norte de Inglaterra, tradicionalmente en manos de la oposición Laborista, según señaló este miércoles el The Daily Telegraph.

No se descarta que el enfado en las filas conservadoras se traduzca en un proceso interno para destituir a Johnson como líder.

Artículos relacionados