martes, septiembre 28, 2021

(VÍDEO) Nuevo desplante de la Generalidad al Gobierno: la bandera española ‘desaparece’ sin previo aviso

Antes de que se produjese la comparecencia de Pere Aragonès, un operario del Ejecutivo catalán retiró la enseña nacional

La reanudación de la mesa de diálogo entre España y Cataluña que ha tenido lugar este miércoles en Barcelona ya tiene escena polémica para la hemeroteca. Las banderas han sido protagonistas de la misma, con un momento que a nadie le ha pasado desapercibido y que, además, las redes sociales se han encargado de señalar.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Diario ABC (@abc_diario)

Todo ha ocurrido en el período de tiempo que ha transcurrido entre el final de la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el inicio de la intervención ante los medios de su homólogo en la Generalidad catalana, Pere Aragonès. Una vez que el jefe del Ejecutivo central ha terminado su alocución, las imágenes permiten comprobar a la perfección que hay dos enseñas a sus espaldas: la española y la catalana.

Sin embargo, la escenografía cambia en cuestión de minutos. Mientras un operario de la Generalidad prueba el micrófono del podio presidencial, otro que se encuentra a sus espaldas retira la bandera española. Así, Aragonès ha remarcado únicamente a Cataluña en lo que respecta a los símbolos institucionales de su discurso, sin compartir el gesto que sí ha tenido Moncloa con la otra parte de la negociación.

Sánchez ha apostado por «avanzar» en el diálogo «sin poner fechas a la resolución del conflicto», porque los problemas de Cataluña «no se van a resolver mañana». También ha subrayado que la mesa de diálogo «es el mejor camino para avanzar y encontrar soluciones acordadas».

Ha admitido no obstante que hay posiciones «muy lejanas» y visiones «radicalmente distintas» sobre cómo superar la situación en asuntos que ha reconocido que ha tratado con Aragonès como el referéndum, la autodeterminación y la amnistía. «Para nosotros, ni el referéndum ni la amnistía son posibles, no sólo por el hecho de que no lo contemple la Constitución, sino porque la sociedad catalana no puede sufrir mayores desgarros ni fracturas», ha añadido.

Por su parte, Aragonès quiere abonar el terreno para lograr que el Gobierno acepte las dos reivindicaciones que, según el Gobierno catalán, aglutinan más apoyo en Cataluña: una ley de amnistía para los «represaliados» del ‘procés’ y un referéndum de independencia.

En su reunión con Sánchez, el presidente catalán ha dedicado una parte de su tiempo a defender el referéndum como la propuesta «más inclusiva» para resolver el conflicto catalán, ya que «permite a todo el mundo defender su propuesta» y da la opción de «ganar» a todas las partes.

También ha reclamado una ley de amnistía a la que se puedan acoger todos los encausados del ‘procés’ para así «poner fin a la represión» y normalizar la situación de los independentistas «en el exilio», ha dicho, como Carles Puigdemont.

Artículos relacionados