miércoles, febrero 1, 2023
miércoles, febrero 1, 2023

(VÍDEO) Miles de personas asaltan el Palacio Presidencial de Irak tras la retirada política de Al Sadr

Los seguidores del clérigo chií se instalaron en los accesos, las salas e incluso la piscina, con las autoridades decretando un toque de queda para intentar contener la situación

Seguidores del clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr irrumpieron este lunes en el Palacio Presidencial en Bagdad después de que el influyente líder religioso anunciara su retirada de la política de Irak, mientras las autoridades intentaron contener la situación decretando un toque de queda en todo el país.

Las autoridades iraquíes ampliaron a «todas las provincias del país» el toque de queda declarado para Bagdad unas horas antes tras las manifestaciones multitudinarias en la capital y el sur del país por el anuncio del influyente clérigo chií Muqtada al Sadr de que se retira de la política.

«La comandancia de Operaciones Conjuntas anuncia un toque de queda integral en todas las provincias de Irak a partir de las 19.00 (16.00 GMT) de hoy, lunes, y hasta nuevo aviso», dijo el portavoz del Comandante de las Fuerzas Armadas, Yehia Rasul, en Twitter.

El anuncio se produjo en un momento en el que miles de seguidores de Al Sadr, acampados desde hace cuatro semanas frente al Parlamento, entraron en la fortificada «Zona Verde» e irrumpieron en el Palacio Presidencial y la sede del Gobierno.

El primer ministro iraquí en funciones, Mustafa al Kazemi, confirmó en un comunicado la entrada de los manifestantes en el Palacio del Gobierno, y anunció la suspensión de las sesiones del Ejecutivo «hasta nuevo aviso».

Por su parte, una fuente del Comando de Operaciones Conjuntas de Irak confirmó a Efe que «los manifestantes entraron al Palacio Presidencial» en la fortificada «Zona Verde», que alberga, además, las sedes de las principales instituciones del Poder Judicial, incluido el Tribunal Federal Supremo.

El ingreso de miles de seguidores de Al Sadr en la Zona Verde tras romper las barreras de hormigón instaladas en sus accesos tuvo lugar después de que el influyente clérigo anunciara en un comunicado que «se retira definitivamente» de la política de Irak.

Imágenes en las redes sociales mostraron a decenas de manifestantes, en los accesos, las salas e incluso la piscina del Palacio Presidencial, así como la presencia de refuerzos de los efectivos de seguridad en el interior de la Zona Verde, aunque estos evitaron enfrentarse con los manifestantes.

Tras el anuncio de la retirada de Al Sadr de la política, el presidente iraquí, Barham Saleh, se reunió con Al Kazemi y con los dirigentes del Parlamento y del Poder Judicial para abordar la situación y anunciaron una nueva sesión esta semana del «diálogo nacional» iniciado a mediados de mes, a la que instaron unirse a Al Sadr, ausente de la anterior cita.

Por su parte, la misión de Naciones Unidas en Irak calificó la actual escalada de «extremadamente peligrosa» e instó a los manifestantes a «cooperar con las fuerzas e seguridad y evitar acciones que puedan desencadenar una cadena de acontecimientos imparable», según un comunicado. 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores