martes, junio 28, 2022

(VÍDEO) Manifestaciones y rezos por la paz en distintos puntos de España ante el ataque ruso a Ucrania

Madrid, Barcelona, Málaga y Granada son algunas de las ciudades en las que los ucranianos y rusos presentes en nuestro país han mostrado su rechazo al conflicto

El ataque ruso a Ucrania ha provocado una oleada de reacciones de condena a nivel mundial. No sólo por parte de los mandatarios de un buen número de países, sino también en lo que respecta a la calle. En el caso español, las manifestaciones ciudadanas en las calles y los rezos sentidos en las iglesias han tenido un cierto eco este jueves.

Un grupo de ucranianos se ha manifestado con banderas y pancartas frente a la Embajada de Rusia en Madrid, gritando consignas como «¡Rusia agresor!» y «¡Putin fascista!». A ellos se ha unido incluso el actor español Javier Bardem, como han registrado los reporteros gráficos.

«La gente ha perdido el miedo, la situación ha llegado a tal punto que la gente está preparada para luchar, no hay marcha atrás», ha contado a Efe Vitali, uno de los manifestantes, que, según ha dicho, antes pensaba que este conflicto se podría frenar.

Vasili, otro de los asistentes, ha pedido a la Unión Europea «apoyo» a los ucranianos e implicación a los líderes políticos de todo el mundo para acabar con el conflicto y evitar -ha dicho- la muerte de rusos y ucranianos. «Somos gente de paz», ha remarcado.

A su juicio, el presidente ruso, Vladímir Putin, quiere «sangre» y es «culpable» de la escalada militar. «Solo quiere robar y atacar otros países», ha dicho este manifestante.

En Barcelona, cerca de medio centenar de ucranianos se han concentrado frente al consulado ruso con proclamas contra la guerra.

«No a la guerra» y «Putin fascista» han sido algunas de las consignas de los concentrados, que portaban banderas de Ucrania, España y la Unión Europea.

Oksana, joven de origen ucraniano, ha explicado a algunos medios la «preocupación» que sienten por su familia y la gente que dejaron atrás. «Nuestros hermanos y hermanas están en peligro», ha afirmado.

«Queremos pedir a todos los líderes y los presidentes que paren la guerra y a Putin decirle que somos una nación de paz y valiente», ha añadido.

A la protesta se han sumado también algunas personas de origen ruso que están igualmente en contra de la guerra y del líder ruso, y que portaban banderas del país y una pancarta de «rusos contra la guerra».

Más tarde, más de 200 ucranianos se han concentrado también frente a las oficinas de la Comisión Europea y la Eurocámara en la Ciudad Condal para pedir una mayor respuesta de la Unión Europea ante Putin.

Esta madrugada, los Mossos d’Esquadra han reforzado su presencia ante los consulados de Rusia y Ucrania en Barcelona con el objetivo de garantizar la seguridad ante eventuales protestas como las previstas para este jueves y viernes.

Por otro lado, la iglesia ortodoxa rusa ubicada en el Albaicín de Granada ha servido de templo para que ucranianos y rusos que viven en la zona recen juntos por la paz y la continuidad de una convivencia sin disputas.

La antigua iglesia de San Bartolomé, en el alto Albaicín, se convirtió hace algo más de un año en la Parroquia de la Protección de la Santísima Virgen María gracias a un acuerdo del Arzobispado de Granada con la Iglesia Ortodoxa.

La responsable de la iglesia, Olga Bunkova, ha explicado a EFE que el templo sirve de lugar de encuentro entre ortodoxos de diferentes nacionalidades y reúne en sus oficios a creyentes rusos y ucranianos.

Con el estallido de los enfrentamiento, el sacerdote de esta iglesia, Mihail Ustimenko, ha pedido este jueves aumentar las oraciones por la paz.

«En cada misa rezamos por la paz entre nuestros dos países. El conflicto en Ucrania lleva muchos años, y nosotros siempre teníamos esperanza de que podrían llegar a un acuerdo», ha apuntado Bunkova.

La responsable de esta iglesia ortodoxa del Albaicín ha recalcado que, de momento, no han tenido ningún tipo de problema de convivencia y se ha mostrado convencida de que seguirá siendo así en el futuro porque otra cosa «no tendría ningún sentido».

Con banderas de Ucrania sobre sus hombros y sin haber dormido esta noche porque los familiares les han retransmitido la angustia que estaban pasando, decenas de ucranianos se han unido para rezar también en el Monasterio de Ntra. Sra. de la Merced y Santísima Trinidad de Málaga.

Por el rito ortodoxo esta iglesia, que todos los domingos celebra cultos para los hermanos ucranianos, ha celebrado una misa donde se ha desplegado una bandera ucraniana y se ha rezado por los soldados y el pueblo afectado.

Hombres, mujeres y hasta un bebé han estado presentes en la homilía y el párroco ha reclamado en su sermón «no entrar en la provocación» y ha pedido por la unidad, por la paz, ser solidario y no hacer daño, al tiempo que ha alertado de que tengan cuidado con las noticias falsas.

Han cantado, han rezado y muchos no han podido dejar de llorar mientras abrazaban su bandera ucraniana. Otra mujer le daba el chupete a su bebé, que intentaba dormir en el carrito y donde había pegado un cartel que ponía: «Putin asesino»

Con móvil en mano por si recibían algún mensaje de familiares y amigos, han implorado por la paz durante cerca de una hora y han dado las gracias a sus jefes y compañeros por permitir salir del trabajo o no acudir para unirse todos esta mañana para invocar: «No a la guerra».

Fuente: EFE

Artículos relacionados