lunes, abril 19, 2021

(VÍDEO) La genial comparación de Alsina para criticar que Sánchez se atribuya todo el mérito de la vacunación

El comunicador denunció que el presidente peca de «cicatería» para reconocer el papel de los gobiernos autonómicos y de Bruselas

El conductor de ‘Más de uno’ en Onda Cero, Carlos Alsina, ha analizado este miércoles el anuncio realizado ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acerca de las etapas que seguirá el plan de vacunación hasta agosto.

«Estuvo cicatero ayer el presidente, estuvo rácano», ha dicho Alsina. «No en el elogio de su propia gestión, que en eso siempre va muy sobrado. Estuvo cicatero en el reconocimiento al trabajo de los gobiernos autonómicos y de la Comisión Europea«.

El periodista de Onda Cero achacó la «homilía vacunífera» de este martes a un movimiento táctico de esos que marcan la actividad de «esa oficina de campaña 24 horas siete días a la semana que es el palacio de La Moncloa». Para Alsina, lo que Sánchez pretendía era «recordarnos que sigue siendo presidente del Gobierno».

En este afán, Sánchez se apareció «como el comandante en jefe de las vacunas». Y es que, ha apuntado Alsina, hace ya tiempo que la incidencia de contagios, «que es un indicador incómodo», es una cosa autonómica; hace tiempo que las hospitalizaciones, las ucis y los fallecidos son asuntos territoriales. «Ahora, la vacunación es cosa del Gobierno central, campo abonado para que se explaye el presidente. De vacunas sí quiere hablar Pedro Sánchez«, ha continuado Alsina.

Para el comunicador de Onda Cero, el anuncio de Sánchez no fue más que un «plato recalentado con las mismas expectativas que ya había formulado hace meses».

En cambio, del papel de los gobiernos autonómicos Sánchez «habló cinco segundos, de pasada», a pesar de que son ellos quienes están vacunando a la población, porque de los gobiernos autonómicos dependen los servicios de salud.

Algo similar ocurre con el papel de la Comisión Europea: «Cuando Sánchez dice que ‘tenemos contratadas’ [un número de vacunas] significa que la Comisión Europea las tiene contratadas».

«Las vacunas las compra la Comisión, se las hace llegar a los gobiernos nacionales y los gobiernos nacionales recogen los envíos y se los entrega en mano a los gobiernos autonómicos. Ese es su papel en esto de la vacunación: el Gobierno es el repartidor de Amazon. Transporte y entrega sin que el producto se deteriore, el resto ya es mérito de los demás», ha concluido Alsina.

- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado