sábado, abril 20, 2024
sábado, abril 20, 2024

(VÍDEO) Hacerse más de 900 km por su equipo tiene premio: el gesto de Osasuna con los tres hinchas rojillos en Sevilla

El conjunto navarro pasó a cuartos de final de la Copa a costa del Betis, vigente campeón, y quiso celebrar el triunfo con los aficionados que viajaron hasta Andalucía

Osasuna se clasificó este miércoles para los cuartos de final de la Copa del Rey al superar en el Benito Villamarín al vigente campeón, el Betis. La enorme distancia entre Pamplona y Sevilla motivó que solo tres aficionados del conjunto rojillo viajasen a Sevilla, aunque su esfuerzo, con el añadido de producirse en pleno día laborable, acabó más que recompensado.

No sólo por la victoria navarra, sino también por el gesto que la plantilla de Osasuna dedicó a la representación de su hinchada nada más concluir el encuentro. Entonces, los jugadores rojillos se cruzaron todo el Benito Villamarín para dedicar aplausos y gestos de cariño al trío de seguidores presente en la zona visitante del estadio. Estos agradecieron el detalle ondeando con orgullo sus bufandas.

El partido primero acabó con empate a uno y la prórroga con otra igualada a dos. Así pues, tuvo que decidirse en la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti, donde fallaron los locales Sergio Canales y el argentino Guido Rodríguez.

Un gol del defensa osasunista David García en el tiempo añadido (m.92) forzó la prórroga en una eliminatoria muy equilibrada, después de que los sevillanos se adelantaran a los 62 minutos con un tanto del luso William Carvalho, al igual que hicieron en el periodo extra por medio de Sabaly en el minuto 103, pero Rubén García volvió a igualar en el 106.

Fue la primera prueba de verdadera exigencia de ambos conjuntos en la presente edición del torneo y llegó con sevillanos y pamploneses muy bien situados en la zona alta de la tabla en LaLiga cuando se acerca la conclusión de la primera vuelta. Los verdiblancos, que no jugaron el pasado fin de semana en LaLiga precisamente por participar en la Supercopa de España como campeones de Copa y también cayeron en las semifinales ante el Barcelona por penaltis, se encontraron a un rival que apareció en el estadio Benito Villamarín fortalecido después de su triunfo en El Sadar ante el Mallorca (1-0).

Los rojillos, que tuvieron que sustituir de última hora en su once inicial a Moi Gómez, quien sintió molestias en el calentamiento, y darle entrada al canterano Aimar Oroz, intentaron complicarle la vida al adversario como ya lo hicieron esta campaña en este mismo escenario en LaLiga, aunque un gol de Borja Iglesias dejó entonces los tres puntos en Sevilla.

El Betis, fiel a su idea de juego, no esperó para tomar el mando de balón y acercarse hasta la portería que defendió Sergio Herrera y así a los doce minutos se le anuló un tanto al brasileño Luiz Henrique, ya que su remate estuvo precedido de un centro de Rodri Sánchez en el que el balón había rebasado la línea de fondo.

Pese a ello, el equipo que entrena el chileno Manuel Pellegrini se encontró con problemas para conectar bien con sus hombres de arriba, entre los que faltaba por lesión el francés Nabil Fekir, ya que el de Jaboba Arrasate, con una gran presión, dejó pocas opciones en un partido que se fue al descanso con escasas ocasiones claras de gol en las dos porterías. Sorprendió el arranque de Osasuna en la segunda parte, con sus líneas adelantadas y una clara intención ofensiva, aunque el Betis respondió a la contra para presenciarse un partido mas dinámico y con mejores opciones de que se abriera el marcador.

Pellegrini sacó a Borja Iglesias y Aitor Ruibal para que su equipo fuera mas protagonista en el ataque y ello coincidió con el tanto marcado en el minuto 62 por el portugués William Carvalho, quien culminó con su remate una serie de rechaces en el área visitante. El buen juego del conjunto navarro se vio sorprendido por la efectividad del sevillano, por lo que fue ahora Arrasate el que movió el banquillo y metió de una tacada al argentino Chimy Ávila, al croata Ante Budimir y a Kike Barja.

Para entonces, el 1-0 fue bien controlado por el Betis ante un rival que, según avanzó el partido hacia su final, pareció desgastado, aunque el árbitro dio tres minutos de prolongación y, en el segundo de ellos, un cabezazo de David García a centro de Aimar Oroz forzó la prórroga.

En el alargue del partido, que sirvió para el debut como bético del joven lateral izquierdo brasileño Abner Vinicius, se vio un partido abierto y con claras ocasiones para que cualquier equipo pudiera desequilibrar el empate, pero fue el senegalés Youssouf Sabaly, poco antes de que acabara la primera parte de la prórroga, el que lo hizo para los locales tras un pase de Borja Iglesias.

La réplica no se hizo esperar y, en la primera jugada de la segunda parte, Rubén García puso un nuevo empate que llevó a la resolución de la eliminatoria a la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti, donde estuvieron mucho mas certeros los visitantes, quien convirtieron sus cuatro disparos y a los que no hizo falta lanzar un quinto para meterse en los cuartos coperos.

Fuente: El Liberal / EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores