sábado, noviembre 27, 2021

(VÍDEO) Graves altercados en Chile en el segundo aniversario de las protestas que dieron pie a la reforma constitucional

El país sudamericano volvió a ser escenario de disturbios y violencia por el desencanto social

Saqueos, disturbios e incendios de mobiliario público y de propiedad privada salpicaron este lunes una jornada mayormente pacífica en la que decenas de miles de chilenos en todo el país celebraron el segundo aniversario de las históricas protestas que comenzaron el 18 de octubre de 2019.

La concentración más masiva tuvo lugar en la céntrica Plaza Italia de Santiago de Chile, con cerca de 10.000 personas, según las primeras cifras ofrecidas por las autoridades policiales, una marcha que se extendió desde primera hora de la tarde y hasta entrada la noche.

En las inmediaciones de este lugar, el cuerpo policial de Carabineros de Chile reportó la quema de varias paradas de autobuses urbanos, el incendio de la entrada de un parque cercano tras el lanzamiento de una bomba molotov y varios enfrentamientos con algunos grupos de personas.

También hubo fuego estructural en un local comercial, que el cuerpo de Bomberos logró sofocar, y en la periferia de la capital se reportaron algunos saqueos, uno de los cuales dejó un saldo de 12 personas detenidas, así como el saqueo y la destrucción de una oficina del Registro Civil.

Medios de comunicación locales informaron de la quema de un vehículo civil en la norteña ciudad de La Serena y de varios disturbios y saqueos de locales comerciales en Valparaíso, en la costa central.

En total, en las primeras horas de la noche, la cantidad de detenidos a nivel nacional superó la treintena, según Carabineros, que desplegó un operativo especial con casi 20.000 agentes en todo el país para controlar las protestas de esta jornada.

«Estamos en presencia de algunos delincuentes que utilizan estas fechas para delinquir, para saquear, para quemar, para robar para atacar a Carabineros, a civiles y propiedad pública y privada», dijo el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, en una conferencia de prensa en la sede del Gobierno, el palacio de La Moneda.

El ministro condenó los hechos violentos e hizo un llamamiento a repensar la ley de indulto que se debate en el Congreso para los detenidos durante las protestas de 2019, a los que algunos sectores políticos y sociales se refieren como «presos políticos».

«Aquí no hay presos políticos. Las 30 personas que han sido detenidas hoy y los que queden privados de libertad, si tenemos las pruebas suficientes para aquello, van a estar privados de libertad por los delitos que han cometido en el marco de una manifestación, no por pensar distinto», dijo Delgado.

Chile vivió a finales de 2019 la crisis social más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que empezó como una protesta contra el alza en el precio del billete de metro y se convirtió en una revuelta por más derechos sociales, con una treintena de muertos y miles de heridos.

Las revueltas dejaron episodios de violencia extrema con incendios, saqueos y destrucción de mobiliario público, además de señalamientos por parte de distintos organismos como la ONU y Amnistía Internacional (AI) contra las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humanos.

El proceso constituyente para redactar una nueva Carta Magna en el que está inmerso Chile, y que esta jornada vivió un hito importante con el inicio del debate de fondo sobre el contenido del Texto Fundamental, fue la salida institucional y política que encontró el país para calmar las calles en 2019.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados