miércoles, agosto 10, 2022

(VÍDEO) El ejército ruso incrementa su ofensiva en Lugansk tras la toma de Severodonetsk

Las tropas tratan de bloquear la vecina Lisichansk, uno de los pocos enclaves que aún no ha conquistado

El Ejército ruso, tras haberse hecho con el control de la estratégica ciudad de Severodonetsk, en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, tratan ahora de bloquear la vecina Lisichansk, uno de las pocos enclaves que aún no ha conquistado.

Según informó este lunes el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, los rusos, apoyados con artillería, tratan desde el sur, desde la vecina región de Donetsk, de bloquear la ciudad de Lisichansk con bombardeos indiscriminados.

«Están bombardeando infraestructura civil y militar en las áreas de Lisichansk, (y en las cercanas de) Vovchoyarivka, Loskutivka y Verkhnokamyanka. Un avión de asalto enemigo bombardeó las cercanías de Lisichansk», señaló el parte castrense.

No obstante, y según el Ejército ucraniano, «la lucha continúa en el área de Vovchoyarivka. Cerca de Verkhnokamyanka, las Fuerzas de Defensa de Ucrania infligieron grandes pérdidas al enemigo y obligaron a las fuerzas rusas a retirarse».

Los rusos también continúan con los bombardeos en la región de Járkov, en el noreste y cuya capital es la segunda ciudad del país. Shevelivka, Pishchane, Chuhuiv, Shestakove, Zamulivka y Ruska Lozova son algunos de los enclaves que sufrieron ataques en esta zona con tanques, morteros, cañones y artillería.

También llevaron a cabo operaciones de asalto en el área de Dementiyivka y Pytomnyk, aunque en ellas no avanzaron y minaron zonas cercanas a las localidades. El Estado Mayor ucraniano ha constatado que en la población rusa de Siversky, cercana a la frontera ucraniana, «el enemigo continúa fortaleciéndose».

También se han registrado bombardeos en el área de Chernígov, cerca de Kiev, y en la región de Sumy, al sur de Járkov, donde han dañado infraestructuras civiles y militares ucranianas.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel