miércoles, diciembre 7, 2022
miércoles, diciembre 7, 2022

(VÍDEO) Cuarto día consecutivo de manifestaciones contra la vacunación obligatoria en Nueva Zelanda

El «Convoy 2022 NZ» protesta contra las vacunas obligatorias y para pedir que se restauren las libertades perdidas durante la pandemia

Miles de manifestantes ocuparon este viernes por cuarto día consecutivo las inmediaciones del Parlamento de Nueva Zelanda en Wellington, en una protesta contra la obligatoriedad de las vacunas inspirada en los camioneros canadienses por el bloqueo de varias calles con vehículos.

Después de que el jueves fueran detenidas 120 personas, la Policía ha informado en un comunicado de que no ocurrieron «incidentes reseñables» durante la noche, aunque dos personas fueron arrestadas por «comportamientos relacionados con el alcohol».

«La Policía sigue tratando con mesura a los manifestantes, que han traspasado los límites de las dependencias del Parlamento y a quienes se ha pedido repetidamente que se vayan», afirmó el superintendente Corrie Parnell.

Las imágenes de la televisión 1news mostraban un ambiente festivo, con los manifestantes instalados en tiendas de campaña, cantando y ofreciendo cortes de pelo y clases de yoga gratuitos. Parnell subrayó las dificultades a las que se enfrentan los policías y, después de las acusaciones de uso desproporcionado de la fuerza, reconoció que varios agentes habían acudido armados con porras pero se les han retirado por no ir en la línea de actuación prevista para hacer frente a la protesta.

El dispositivo policial se da en respuesta al «Convoy 2022 NZ», que ha movilizado a centenares de personas provenientes de todas partes del país para protestar en la capital neozelandesa contra la obligatoriedad de las vacunas contra la covid y pedir que se restauren las libertades perdidas durante la pandemia, entre otras demandas.

La Policía indicó que la desinformación en las redes sociales es uno de los principales problemas a los que se enfrenta y mostró su «preocupación» por la presencia de niños entre los manifestantes. Nueva Zelanda, cuyo gobierno implementó una de las estrategias contra la covid-19 más estrictas del mundo con confinamientos con pocas infecciones y el cierre de las fronteras internacionales, acumula 18.837 infecciones de covid-19 y 53 fallecidos y tiene a un 94% de la población diana con la pauta completa.

El Gobierno de la laborista Jacinda Ardern, que fue aplaudida mundialmente al inicio de la pandemia por su gestión de la covid-19, anunció la semana pasada la reapertura escalonada de las fronteras internacionales, lo que incluirá a los turistas extranjeros entre julio y octubre.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores