jueves, diciembre 9, 2021

(VÍDEO) Cerca de 50 detenidos en Estambul durante varias protestas por la situación económica en Turquía

La lira, moneda nacional turca, se desplomó el martes hasta el 11 %, lo cual lleva a que los precios se disparen y cambien continuamente

La Policía antidisturbios ha dispersado este miércoles con gas lacrimógeno varias protestas en Estambul en las que cientos de ciudadanos pedían la dimisión del Gobierno por la mala gestión económica, que el martes motivó un desplome de la lira, moneda nacional, del 11 %.

«¡Gobierno, dimisión!» era el lema principal en las marchas por diferentes calles del barrio de Kadiköy en Estambul, convocadas por varios partidos extraparlamentarios de izquierdas.

Los agentes intentaron impedir las marchas, que se dispersaron por callejas laterales, y practicaron al menos 30 detenciones, como pudo comprobar Efe.

Ya el martes se produjeron manifestaciones espontáneas en Ankara, Estambul y Esmirna y los principales partidos de la oposición han reclamado hoy elecciones anticipadas.

El socialdemócrata CHP, líder de la oposición, ha anunciado movilizaciones organizadas para evitar disturbios.

La brusca caída de la lira ayer, con pérdidas del 11 % en una sola jornada, atizó el descontento popular, ya que esa depreciación dispara los precios, hasta tal punto que algunos dueños de tiendas han asegurado a Efe que deben cambiar las etiquetas «a diario».

Aunque Turquía produce gran parte de lo que consume, muchas materias primas, incluso en el sector agrícola, desde abono a piensos, deben importarse, por lo que la fluctuación de la moneda se refleja en los precios al consumidor.

Los expertos creen que solo una drástica subida de los tipos de interés puede frenar la inflación y atraer dinero extranjero, pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, exige al Banco Central aplicar la política contraria.

El jueves pasado, el Banco redujo los tipos hasta el 15 %, muy por debajo de la inflación interanual, que roza el 20 %, y un discurso de Erdogan el lunes, en el que defendió esta política, provocó el desplome de la lira, que acumuló un 20 % de pérdidas en solo una semana, y un total del 37 % desde inicios del año.

Durante la jornada de hoy, la lira inicialmente siguió cayendo, pero pronto invirtió la tendencia y al cierre de los mercados se situó en 13,7 unidades por euro y 12,2 por dólar, una ganancia del 5 % respecto al cierre del martes.

Fuente: EFE

Artículos relacionados