domingo, marzo 3, 2024
domingo, marzo 3, 2024

(VÍDEO) Biden vuelve a quedarse en blanco en pleno acto: termina un discurso y no sabe salir del escenario

El presidente de Estados Unidos se quedó muy confuso una vez más tras terminar de hablar en la séptima Conferencia de Reabastecimiento del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria

Joe Biden volvió a protagonizar un episodio desconcertante este miércoles. El presidente de Estados Unidos acostumbra a vivir momentos en los que se trastabilla con las palabras (tiene problemas de tartamudeo), las confunde o, como en este caso, no sabe qué hacer al terminar un discurso.

Tras concluir una intervención que realizó en una Conferencia del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, Biden se detuvo a un lado del escenario. Entonces, empezó a mirar a los lados de forma confusa. Parece que el presidente también preguntó a alguien de su equipo qué debía hacer a continuación.

Después, otro de los oradores del evento reclamó su atención y Biden se giró para el lado contrario. Tras escuchar las palabras que se dirigían a los asistentes y dar de nuevo muestras visibles de no saber qué hacer, el jefe de la Casa Blanca pareció retirarse al fin del escenario. Sin embargo, volvió a quedarse parado a un lado un poco más apartado.

El presidente estadounidense confirmó el compromiso de su país de aportar 6.000 millones de dólares al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

«Estados Unidos donará 1.000 millones por cada 2.000 millones prometidos por el resto del mundo. Eso significa que trabajaremos con nuestros socios en el Congreso para aportar otros 6.000 millones al Fondo Mundial», dijo el mandatario en la séptima Conferencia de Reabastecimiento del Fondo, celebrada en Nueva York.

En su discurso consideró que «ha llegado el momento de acelerar los esfuerzos para reducir las desigualdades sanitarias y de abordar las barreras de acceso, incluidas las de género y de derechos humanos, para construir sistemas de salud más inclusivos que no dejen a nadie atrás».

«Debemos asegurarnos de que todo el mundo, sin importar quiénes sean, a quién amen o de dónde vengan, puedan acceder a los cuidados y tratamientos que necesiten», concluyó.

Estados Unidos ya había avanzado este año su intención de movilizar 2.000 millones de dólares para 2023, el primer año del ciclo de financiación trienal 2023-2025 del Fondo Mundial, y de elevar su contribución en ese periodo a los 6.000 millones.

Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), este país es el mayor donante del Fondo, que quiere recaudar en total 18.000 millones.

Onusida alertó a principios de septiembre de que esta conferencia se celebra en un contexto en el que la financiación para la respuesta al VIH sigue bajo una intensa presión.

Los recursos internacionales disponibles para el VIH fueron en 2021 un 6 % inferiores a los de 2010 y la ayuda al desarrollo en el extranjero para el VIH procedente de donantes bilaterales distintos a Estados Unidos se ha desplomado en un 57 % durante la última década.

Fuente: El Liberal / EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores