lunes, abril 15, 2024
lunes, abril 15, 2024

Una diputada finlandesa podría enfrentarse a una pena en prisión por tuitear versículos de la Biblia

La ex ministra del Interior finlandesa se enfrenta a tres cargos penales por haber compartido sus creencias sobre la homosexualidad

El próximo 24 de enero, la ex ministra del Interior finlandesa Päivi Räsänen irá a juicio tras ser acusada de haber cometido «discurso de odio» por tuitear una imagen de unos versículos de la Biblia en los que se condenan las prácticas homosexuales.

En concreto, la cita es de la carta de San Pablo a los romanos: “Por lo tanto, Dios los entregó a pasiones deshonrosas, pues sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contrario a la naturaleza, y del mismo modo los varones, dejando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos de unos por otros, cometiendo torpezas varones con varones y recibiendo en sí mismos el pago merecido por sus extravíos”.

Las investigaciones policiales contra Räsänen comenzaron en junio del 2019. Como miembro activo de la iglesia luterana finlandesa, se había dirigido a los encargados de su iglesia en Twitter y había cuestionado su patrocinio oficial del evento LGBT ‘Pride 2019’ con la citada imagen del Nuevo Testamento. Después de la publicación del tuit, se iniciaron investigaciones contra Räsänen, en las que se ha visto sometida a varios interrogatorios exhaustivos sobre sus creencias cristianas; la policía le ha pedido con frecuencia que explique su interpretación de la Biblia.

Dos de los tres cargos a los que se enfrenta se presentan después de que la policía recomendara no continuar con el proceso. Además, las declaraciones de Räsänen no infringieron las políticas de Twitter, por lo que siguen estando disponibles libremente en sus plataformas.

«Confío en que seguimos viviendo en una democracia y tenemos nuestra Constitución y acuerdos internacionales que garantizan nuestra libertad de expresión y la libertad de religión», dice Päivi Räsänen antes del juicio, «si gano el caso, creo que será un paso muy importante para afirmar estas libertades. No sólo es importante para Finlandia, sino también para Europa y otros países. «Si me condenan, creo que la peor consecuencia no sería la multa contra mí, ni la posible pena de cárcel, sino la censura», asegura, «por eso ha llegado el momento de hablar alto y claro. Porque cuanto más nos callamos, más se estrecha el espacio para la libertad de expresión».

Relacionados

spot_img

Colaboradores