8.7 C
Madrid
jueves, marzo 4, 2021

Una alcaldesa de Izquierda Unida retira una cruz y la tira a un vertedero

El Ayuntamiento alega que el símbolo incumplía la Ley de Memoria Histórica, pero la placa alusiva a los caídos en la Guerra Civil ya se retiró en su día

La alcaldesa de Aguilar de la Frontera (Córdoba), Carmen Flores, retiró este martes una cruz de piedra que se erigía desde hacía más de setenta años junto al convento del Llanito de las Descalzas de esa localidad. Lo ha hecho, según su versión, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, ya que la cruz fue colocada en 1938 y dedicada a los caídos del bando franquista durante la Guerra Civil.

No obstante, el hecho ha desatado la polémica porque la placa que recordaba esta circunstancia y que podía dotar de ese significado a la cruz ya había sido retirada en su momento. La Diócesis de Córdoba ha denunciado que el Ayuntamiento del municipio ha procedido sin «haber permitido alegaciones al expediente que hace desaparecer el símbolo cristiano querido y venerado por muchos».

Así pues, este martes operarios municipales cortaron el monumento por su base y lo cargaron en un camión. Posteriormente se difundieron unas imágenes que mostraban el símbolo depositado en un vertedero, lo que ha levantado numerosas críticas.

Vecinos de la localidad contrarios a la medida asistieron a la retirada de la cruz, colocaron velas encendidas alrededor de la base de la misma y dejaron notas manuscritas manifestando su oposición a la decisión de la alcaldesa.

Rápidamente, las redes sociales reaccionaron a la retirada del monumento con mensajes de desaprobación, incluidos los de algunos políticos, llegando a colocar entre las tendencias del día la etiqueta ‘LaCruzPrevalece’.

Artículos relacionados