jueves, mayo 23, 2024
jueves, mayo 23, 2024

Un nuevo fármaco reduce la hospitalización de los mayores de 65 años por insuficiencia cardíaca en un 27%

Según ha concretado, este fármaco reduce en mayores de 65 años en un 27% el riesgo de hospitalización, al tiempo que previene el deterioro de la función renal

Más de 700.000 personas sufren insuficiencia cardíaca en España, una enfermedad con una prevalencia del 1,89% de la población mayor de 18 años, que ahora cuenta con un fármaco financiado que ha demostrado evidencia clínica para reducir las hospitalizaciones frecuentes en este tipo de pacientes.

La insuficiencia cardíaca se manifiesta cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre al organismo y, aunque puede manifestarse a cualquier edad, con cada década de edad dobla su presencia entre la población. En España supone el 5% de las hospitalizaciones.

El medicamento, Jardiance® (empagliflozina), ha sido presentado este miércoles en rueda de prensa por varios médicos especialistas y representantes de Boehringer Ingelheim y Lilly, además de una paciente y presidenta de Cardioalianza, Maite Sansaturnino, que ha explicado cómo esta enfermedad limita a este tipo de pacientes en el día a día.

Tal y como ha explicado Sansaturnino, cada vez llegan a las asociaciones personas que son más pobres como consecuencia de la enfermedad. «No pueden seguir llevando el mismo ritmo laboral que llevaban», ha detallado esta paciente que ha pedido investigación para disponer de cuantos más tratamientos sean posibles para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

El síndrome se asocia con otras enfermedades de los sistemas cardiovascular, renal y metabólico, como la diabetes tipo 2 y la enfermedad renal.

Con el nuevo medicamento financiado, se espera que se reduzca el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca o la muerte cardiovascular en adultos, en línea con lo detectado en los ensayos clínicos.

Uno de los doctores que ha participado en la rueda de prensa, José Ramón González Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, ha sostenido que el fármaco tiene un impacto «extraordinario» sobre la cantidad y la calidad de vida de los pacientes.

Según ha concretado, este fármaco reduce en mayores de 65 años en un 27% el riesgo de hospitalización, al tiempo que previene el deterioro de la función renal.

Por su parte, el doctor Jesús Casado Cerrada, jefe de Sección de Medicina Interna Hospital Universitario de Getafe, ha puesto en valor que los beneficios de este fármaco son para toda la población y no solo para los diabéticos, que son los que en primer momento iban a ser beneficiarios del fármaco.

Hasta que llegó esta molécula no había herramientas terapéuticas que hubieran demostrado una reducción de la mortalidad cardíaca de los pacientes con un fármaco sencillo de utilizar y que prácticamente no tiene efectos secundarios.

En la rueda de prensa para presentar este fármaco financiado han participado además Arantxa García, de Boehringer Ingelheim España; Teresa Millán Rusillo, directora de Asuntos Corporativos de Lilly; za y Manuel Anguita, coordinador del Área de Cardiología Clínica e Insuficiencia Cardíaca del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores