sábado, marzo 2, 2024
sábado, marzo 2, 2024

Un mes de la triunfalista inauguración del nuevo tren extremeño por parte de Sánchez: «Se han reído de nosotros»

«Creíamos que iba a solucionarse una pequeña parte del problema ferroviario, pero se ha agravado aún más», dicen los afectados

El nuevo tren rápido extremeño, el Alvia S-730, que une Badajoz y Madrid, ha cumplido su primer mes de servicio, en el que se ha pasado de la ilusión a la polémica y a la denuncia por los reiterados retrasos y problemas en sus primeros viajes, que obligaron a pedir disculpas a la ministra de Transportes y provocaron el cese de unos de los responsables de Renfe.

Este nuevo tren, con el que se ha querido dar respuesta a la histórica demanda de Extremadura en materia de infraestructura ferroviaria, hizo su primer viaje el pasado 19 de julio, un día después de que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, lo inaugurase con un viaje oficial entre Cáceres y Badajoz. «Esta vez, Extremadura sí se va a subir al tren del progreso y del futuro; y lo va a hacer en el furgón de cabeza», aseguró entonces el jefe del Ejecutivo.

Sin embargo, el estreno, que ya venía rodeado de polémica puesto que colectivos y partidos políticos rechazan que se trate de un tren de alta velocidad, no pudo empezar peor, ya que arrancó de Badajoz con demora y llegó a su destino en Madrid, con más de una hora de retraso.

Esta incidencia, entre otras, tuvo como consecuencia el cese del gerente de Producción de la línea Madrid-Extremadura de Renfe, pero los retrasos continuaron, ante las críticas y peticiones de cese del presidente de Renfe, y el propio presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que las calificó de «desvergüenza».

Incluso la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, reconoció que el tren rápido extremeño «no ha respondido a las expectativas» y pidió disculpas, mientras que Renfe redujo el precio de los billetes entretanto se resolvían los problemas del Alvia S-730 y preparaba una nueva programación de los tiempos de viaje.

«Un esperpento en la inauguración»

Menos optimista es la plataforma Milana Bonita, la más reivindicativa de un tren digno para Extremadura, cuyo portavoz, Juan Carlos López, ha dicho que «ha sido un mes fatídico en el que creíamos que iba a solucionarse una pequeña parte del problema ferroviario en Extremadura, pero se ha agravado aún más».

La asociación ha mostrado su descontento con este primer mes en el que ha habido numerosos retrasos en la línea que conecta Badajoz con Madrid, y se reitera en que «hubo una precipitación y un esperpento en la inauguración». A su juicio, las incidencias «no se han solucionado en absoluto», y las medidas para solventar los retrasos del tren extremeño han sido «esperpénticas».

Entre ellas, ha citado la decisión del presidente de Renfe, Isaías Táboas, de destituir al gerente de producción de la línea Madrid- Extremadura, la bajada del precio de los billetes y el ajuste de los tiempos de viaje, por lo que insistido en que deben dejar su cargo el presidente de Renfe y la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, porque «se han reído de los viajeros del tren extremeño».

Asimismo, también ha exigido el cese de la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, y de la consejera de Transportes de la Junta, Leire Iglesias, porque tardó varios días en dar una respuesta a la situación que estaba sucediéndose con el tren desde los primeros días.

El portavoz de Milana Bonita ha denunciado que la actuación de la Junta ha sido «tan lenta como el tren extremeño» y ha pedido «una respuesta contundente para solucionar la línea de alta velocidad que han vendido a los extremeños».

La Junta se defiende

Para la Junta de Extremadura, los retrasos de los primeros días no deben ensombrecer el avance que ha significado la apertura del primer tramo de la alta velocidad en Extremadura, «una línea construida desde Extremadura a Madrid y no a la inversa como tradicionalmente había sucedido». Según han señalado, esta circunstancia permite aprovechar estos primeros kilómetros de la nueva plataforma ferroviaria para mejorar las comunicaciones regionales además de mejorar la comodidad y el tiempo de viaje a Madrid.

El Gobierno extremeño recuerda que se pidieron soluciones a las incidencias producidas tras la puesta en servicio «y esas soluciones se dieron, garantizando la puntualidad y los tiempos de viaje prometidos». No obstante, asegura que hay que continuar completando el resto de la plataforma y poniendo en servicio la electrificación.

Fuente: Andrea Menacho y Pablo Caro (EFE).

Relacionados

spot_img

Colaboradores