martes, junio 28, 2022

Un estudio de EE.UU. desvela que no es necesaria una vacuna específica para la variante ómicron

Según el investigador Daniel Dourek, el estudio demuestra que «no necesitamos rediseñar radicalmente la vacuna para convertirla en una específica» para ómicron

Un estudio en monos que enfrentó el refuerzo de la vacuna de Moderna actual con un refuerzo específico para la variante ómicron no mostró diferencias significativas en la protección, lo que sugiere que es posible que no sea necesaria, informaron investigadores del Gobierno de Estados Unidos. 

El estudio involucró a monos vacunados con dos dosis de la vacuna de Moderna y que recibieron dosis nueve meses después con un suero dirigido específicamente a la variante ómicron. Los investigadores probaron varios aspectos de las respuestas inmunitarias de los animales y descubrieron que ambos refuerzos produjeron “aumentos comparables y significativos en las respuestas de anticuerpos neutralizantes”. 

Según el investigador de vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Daniel Dourek, que codirigió el estudio, “esta es una muy, muy buena noticia” ya que «significa que no necesitamos rediseñar radicalmente la vacuna para convertirla en una específica para la variante ómicron».

Douek dijo que cree que la razón es que tanto la vacuna original como la específica de ómicron tienen una «reacción cruzada», lo que significa que pueden reconocer muchas variantes diferentes.

Artículos relacionados