sábado, abril 20, 2024
sábado, abril 20, 2024

Ucrania y Rusia vuelven este lunes a las negociaciones mientras los bombardeos continúan cerca de Kiev

Aunque las delegaciones de ambos países reconocen un cierto acercamiento, en las últimas horas localidades cercanas a a la capital de Ucrania han sufrido ataques

Al menos dos personas han muerto y otras tres han resultado heridas después de que un proyectil ruso impactara esta noche contra un edificio de apartamentos en Obolonski, una zona residencial de Kiev. «A las 07:40 hora loca (05:40 GMT), se encontraron los cuerpos de dos personas muertas en un bloque de apartamentos de nueve pisos. Tres personas fueron hospitalizadas», informó el servicio estatal de emergencia ucraniano (SES) en su página de Facebook.

Los sanitarios tuvieron que brindar asistencia médica a otras nueve personas en el lugar y rescataron de entre los escombros a quince. Otras 63 personas fueron evacuadas a otros lugares de la ciudad, aseguró el servicio estatal.

Mientras, en la región de Zitomir, al oeste de Kiev, cuatro personas resultaron heridas este lunes en un ataque con misiles lanzado por el Ejército ruso. «A las 02:40 del 14 de marzo, cuatro personas resultaron heridas y siete edificios, según información preliminar, fueron destruidos como resultado de un ataque con misiles contra edificios administrativos en la aldea de Stavishche, distrito de Zhitomir», publicó el servicio estatal de emergencias en su cuenta de Telegram.

Tras el bombardeo ruso a una instalación militar ucraniana a tan solo 25 kilómetros de la frontera polaca, ocurrido este domingo, una nueva información arroja incertidumbre sobre una mayor escalada en el conflicto: según funcionarios estadounidenses citados por la prensa, Rusia ha solicitado a China apoyo militar y asistencia económica, lo que supondría un cambio importante en el panorama geopolítico internacional surgido de esta guerra.

El Gobierno de Estados Unidos lamentó que Rusia haya apostado por escalar el nivel de conflicto de su invasión a Ucrania con el ataque el domingo contra una base militar en Yavoriv, a tan solo 20 kilómetros de la frontera con Polonia, y donde habían trabajado instructores estadounidenses.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos indicó que el ataque supone una expansión de los objetivos militares rusos en la guerra. «Claramente, desde una perspectiva de ataques aéreos, los rusos están ampliando sus objetivos militares», indicó el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una entrevista con el canal de televisión ABC.

Nueva ronda de negociaciones

Mientras, rusos y ucranianos volverán a negociar este lunes, esta vez por videoconferencia, con el objetivo de poner fin a las hostilidades. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha afirmado que el objetivo de la delegación de su país en las negociaciones es lograr una reunión con su homólogo ruso, Vladímir Putin. Dijo que representantes de ambos países hablan todos los días a través de videoconferencias y añadió que el objetivo era obtener garantías efectivas para la paz y seguridad.

Tanto rusos como ucranianos han dejado caer en los últimos días que ha mejorado algo el clima de las negociaciones. «Comparando las posiciones de la parte rusa y ucraniana al comienzo de las negociaciones y hoy, podemos hablar de un progreso significativo», aseguró este domingo el jefe del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma (Cámara baja) rusa y miembro de la delegación rusa en las negociaciones de paz, Leonid Slutski, según las agencias rusas.

Preocupación nuclear

La agencia nuclear de la ONU mostró este domingo su preocupación por la situación del personal de la antigua planta nuclear de Chernóbil, que ha dejado de realizar tareas de mantenimiento y reparación de equipos debido a la situación de estrés y fatiga en la que se encuentra.

En un comunicado, el OIEA indica que el regulador nuclear ucraniano le informó de que el personal de la central «ya no realizaba tareas de reparación y mantenimiento de equipos relacionados con la seguridad, en parte debido a su fatiga física y psicológica después de trabajar sin parar durante casi tres semanas».

El ejército ruso ocupa y controla desde el pasado 24 de febrero la antigua planta de Chernóbil, al norte de Kiev, donde en 1986 se produjo el mayor accidente nuclear de la historia.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores