martes, agosto 9, 2022

Ucrania denuncia que Rusia intensifica sus ataques en el Donbás mientras Moscú culpa a Kiev de bombardear zonas fronterizas

La situación en Mariúpol es confusa, con información sobre nuevos ataques y la apertura de un corredor humanitario

El Ejército ruso ha intensificado este jueves sus ataques en diferentes lugares del Donbás, en el este de Ucrania, que han dejado al menos dos muertos y veinticinco heridos, según fuentes ucranianas.

Un misil impactó en la localidad de Kramatorsk y afectó a nueve edificios de viviendas, una escuela y otros objetivos civiles, informó el jefe regional de la administración de Donetsk, Pavlo Kyrylenko. Asimismo se produjeron ataques en otras localidad de la región, entre ellos uno contra una zona residencial de la localidad de Avdiivka. Desde Sumy se reportaron asimismo ataques contra dos municipios de esa provincia del este de Ucrania, de acuerdo con el portal Ukrinform.

Fuentes del Ejército ucraniano aseguran haber recuperado el control de varias comunidades en los límites de Nikolaev y Jersón, en territorio ocupado por las tropas rusas.

La batalla en Azovstal

La situación es confusa en la acería de Azovstal, último reducto resistente en la asediada ciudad de Mariúpol. Las autoridades ucranianas informaron ayer de nuevos ataques en ese complejo industrial, donde siguen refugiados centenares de civiles a la espera de ser evacuados.

El jefe de la delegación negociadora ucraniana, David Arahamiya, informó de que las tropas rusas habían entrado en el territorio de Azovstal, aunque también aseguró que seguían en contacto con los tropas ucranianas que resisten en su interior.

Rusia, por su parte, anunció la apertura de un corredor humanitario para evacuar a los civiles de la acería, desde este jueves y durante los tres días siguientes.

Rusia acusa a Kiev de bombardeos

Por su parte, Rusia ha acusado este jueves a Ucrania de haber bombardeado dos aldeas en la región fronteriza de Bélgorod, sin que hubiera víctimas, según el gobernador, Viacheslav Gladkov. «Ucrania continúa bombardeando Zhuravlevka y Nekhoteevka. Según el informe del grupo de servicio de la Guardia Popular Voluntaria, una casa y un garaje fueron destruidos en Nekhoteyevka. No hubo víctimas civiles», ha escrito Gladkov en su cuenta de Telegram.

Según la agencia oficial TASS, en estas localidades fronterizas con Ucrania se introdujo el pasado 23 de marzo el estado de emergencia tras la explosión de un proyectil de artillería, disparado supuestamente desde ese país.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel