viernes, agosto 12, 2022

‘Top Gun: Maverick’, ‘Stranger Things’ y ‘Obi-Wan Kenobi’ evidencian la apuesta de los estudios por la nostalgia

Las majors de Hollywood recurren a la añoranza del pasado y al estiramiento de franquicias y personajes para asegurar ingresos

Top Gun: Maverick, la secuela del clásico de los ochenta, registró este fin de semana uno de los mejores estrenos de los últimos años en los cines de EE.UU. al recaudar 160 millones de dólares, el mejor debut en la carrera de Tom Cruise.

La secuela, que llega 36 años después del estreno de la película original, ha superado con creces el estreno de Top Gun en 1986, que solo ingresó 8 millones de dólares en su primer fin de semana, según los registros del portal Box Office Mojo.

Es solo un ejemplo más de la apuesta que los estudios de Hollywood llevan haciendo durante los últimos lustros: la nostalgia. Otro caso es el de la miniserie Obi-Wan Kenobi, que se estrenó este viernes en Disney+ y que ya se ha convertido en el estreno más visto en un fin de semana en la historia de la plataforma.

Tom Cruise ha vuelto a la añoranza de los ochenta y Disney ha echado mano de Star Wars, una de las franquicias más queridas de la historia y cuyo inicio se remonta a 1977.

El otro recurso que las majors utilizan es el de alargar la vida de los productos que mejor les funcionan. Sin ir más lejos, la cuarta temporada de Stranger Things fue reproducida durante 287 millones de horas en su fin de semana de estreno, el pasado 23 de mayo, un dato que Netflix comunicó este martes como el mejor debut en la historia de su plataforma.

La esperada nueva tanda de episodios del formato de ciencia-ficción batió un récord mundial que hasta ahora ostentaba la española La casa de papel, que con el estreno de su quinta temporada en 2021 sumó 201 millones de horas reproducidas en su primer fin de semana.

Basta echar un vistazo a las películas más taquilleras de este 2022 para ver estas dos palancas de los estudios en acción, la nostalgia y el estiramiento de las franquicias. En lo que va de año, Top Gun: Maverick es el cuarto mejor estreno, por detrás de Spider-Man: No Way Home (260 millones), Doctor Strange in the Multiverse of Madness (187 millones) y The Batman (134 millones).

Cabe decir, no obstante, que la responsabilidad en esta deriva de falta de creatividad no pertenece únicamente a los estudios, sino también a los espectadores. Por poner un caso de este año, la ambiciosa The Northman, una apuesta visual y narrativa del director Robert Eggers, apenas consiguió salvar los muebles para recaudar 67 millones de dólares en todo el mundo, 7 más de los que costó la película.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel