jueves, mayo 26, 2022

‘The Economist’, sin piedad con Sánchez: sitúa a la economía española como la peor de la OCDE en la pandemia

El prestigioso semanario financiero británico saca los colores a Moncloa con un análisis que deja su gestión a los pies de los caballos

El prestigioso semanario financiero británico ‘The Economist’ ha publicado un análisis sobre la gestión económica de la pandemia en los países de la OCDE que no puede dejar más en entredicho a España: nuestro país es el que peor economía ha tenido desde el arranque de la pandemia hasta el actual tercer trimestre de 2021.

Los cinco indicadores económicos y financieros en los que ‘The Economist’ basa su estudio son la evolución del PIB, los ingresos de los hogares, el comportamiento de la Bolsa, la inversión de capital y la deuda pública. En base a la clasificación del diario tomando estos datos como referencia, Dinamarca, Noruega y Suiza sobresalen. A Estados Unidos tampoco le ha ido mal, aunque Reino Unido, Alemania e Italia no pueden decir lo mismo. Eso sí, ninguna economía sale peor parada que la española.

España ha caído en lo económico más que ninguno de los otros 23 países estudiados (un 6,6%), con mayor reducción de ingresos familiares que nadie (6,3%), una caída de las acciones de sus empresas también inigualable (7,2%) y, además, el tercer puesto del ranking sobre caída de la inversión (6,5%).

El último puesto en lo que al PIB y la renta per cápita respecta es especialmente sangrante, con una diferencia de casi el doble en el primer indicador con respecto al resto de competidores europeos y mundiales. De hecho, la OCDE espera que el PIB combinado de los tres países peor clasificados apenas sea un 1% más alto que antes de la pandemia al final de 2022, por el 5% de crecimiento (con respecto a los niveles prepandémicos) para los tres países mejor posicionados.

La principal razón por la que se esgrime que la economía española ha tocado fondo es el impacto de la pandemia en el turismo, muy afectado por el coronavirus y sus restricciones. Tampoco se habla nada bien del Gobierno en materia laboral, ya que ‘The Economist’ señala que ni ha ayudado a mantener los puestos de trabajo a través de subvenciones ni ha compensado a los trabajadores.

Artículos relacionados