sábado, junio 25, 2022
Inicio Etiquetas El emboscado

Tag: el emboscado

La venta del alma

Ni falsa devoción de hipócritas, ni ira de mezquinos conservadores de la identidad, ni enfado de falsos humanistas o progresistas. Las tentaciones no son fáciles de vencer. Sobre todo, cuando no nos interesa hacerlo

Malos tiempos para la Lírica

A veces nos creemos que por ser los primeros en hacer algo somos los más avanzados, cuando puede significar falta de reflexión, falta de sensatez y sobre todo falta de sentido común. El Futuro es suficientemente inestable como para no hacer experimentos a ver quien es más “moderno”. Nos jugamos la vida y el futuro de nuestra Libertad.

Verdades descarnadas

Por amar la solidaridad suponemos que esta se hace de buena fe. Pero en un mundo descarnado, los motivos reales quedan entre velos; pues estamos preñados del ansia de los 15 minutos de gloria que queden en el "éter" de las comunicaciones

Oclócratas y Plutocracia

La democracia es el finalismo al que toda sociedad llega en su madurez. Pero si sólo importa el poder que se obtiene y el número que lo respalda, ser moscas, cucarachas y hormigas puede que sea nuestro futuro

Monos con martillos

No somos conscientes que lo que manda en el mundo conocido no son personas, sino intereses más allá de lo personal. Si quien manda lo hace como un primate, por más herramientas que tenga, siempre será un mono un poco más evolucionado

El comportamiento fenicio

Mientras se tenga fuerza, espacio fértil e independencia económica, debiera ser una obligación ética luchar contra el mal endémico del “fenicio”

Ut Impluribus

La mayoría de las veces nos olvidamos de nuestras raíces; la mayoría de las veces olvidamos que los demás también tienen las suyas. No existe la ecuanimidad, ni la capacidad de empatía cuando se trata de identidades nacionales. Somos prisioneros de nuestro sesgo, como los demás lucharán por imponernos el suyo.

¡¡Vamos a contar mentiras y que te las creas!!

No hay nada más difícil que reconocer que somos engañados por unos y otros. Preferimos que nos mientan los nuestros, pero eso no hace que sean menores las mentiras. Nadie cumple: da igual que sea Juan 8:1-7, que la reprimenda de Eriximaco a Aristófanes en El Banquete de Platón. El engaño permanece