viernes, octubre 7, 2022
viernes, octubre 7, 2022

Siria cumple una década de conflicto con 400.000 muertos y un frente abierto

La guerra ha dejado 117.388 bajas civiles en el país de Oriente Próximo, de las que 22.254 eran niños

Al cumplirse este lunes una década del estallido de la revolución siria y su posterior desembocadura en una cruenta guerra, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos estimó este domingo en 400.000 muertos el coste humano del conflicto, mientras las miradas se centran en el último bastión opositor.

El balance difundido por esta ONG con sede en el Reino Unido, que no tiene en cuenta a otras cerca de 88.000 personas que habrían perdido la vida en las cárceles, contabiliza 117.388 bajas civiles, de las que 22.254 eran niños.

Los inicios del desastre

El arresto de 15 adolescentes por realizar una pintada contra el presidente sirio, Bachar al Asad, en la meridional Deraa es a menudo considerado el detonante de la revuelta de marzo de 2011, pero lo cierto es que ya el mes anterior se habían registrado en Damasco protestas en solidaridad con las manifestaciones en Egipto, Túnez y Libia.

Bajo el lema «Una Siria sin tiranía», un grito contra los Al Asad, que entonces llevaban cuatro décadas en el poder, algunos sectores en el este del país encontraron motivación en la dura sequía vivida los años anteriores y en otros puntos se aferraron a otros factores sociales, políticos y económicos.

Sin embargo, al igual que ocurrió en otros países alzados en el marco de las revueltas de la denominada Primavera Árabe, sí hubo un claro denominador común: el centro del movimiento fue una generación de jóvenes nacidos en la década de los 80 y principios de los años 90, en ebullición desde la llegada de internet en los años 2000.

La guerra y las áreas de influencia

Desde el principio, una serie de líderes mundiales lanzaron mensajes de apoyo al movimiento contra el Gobierno sirio, llevando ya desde 2011 a un cierto grado de internacionalización, algo que se iría asentando con el paso de los años en forma de intervenciones directas e indirectas.

Para verano de 2012, surge el concepto de «áreas liberadas», aquellas que escapan al control de Damasco y reciben apoyo de las potencias internacionales, y con ello la asistencia a la oposición comienza a regirse por el mapa que se va dibujando.

Desde 2012 hasta casi 2016, la mayoría de la financiación y el apoyo llegaron a los rebeldes y la oposición en base a la geografía y no en base a una agenda nacional, de modo que se crearon fronteras dentro del país con áreas del régimen y áreas que no son del régimen.

Estas divisorias internas desembocaron con el tiempo en una «guerra abierta», que en 2014 se teñiría paralelamente con los tintes yihadistas del autoproclamado califato del Estado Islámico (EI).

Relacionados

Narcoyihadismo parte III: Siria, Balcanes y drogas de diseño

"La Guerra Siria hizo que muchos narcoyihadistas establecieran laboratorios en el país en guerra que corrompe al estado sirio, esta realidad se sintió en los Balcanes, que desde los 90 la cadena narcoterrorista no ha parado"

(VÍDEO) Israel ataca Damasco con misiles tras bombardear el aeropuerto de Alepo

Los puntos de almacenamiento alcanzados contenían "supuestamente un cargamento de misiles y cohetes iraníes", según una ONG

Macron recibe a Bin Salmán para buscar alternativas al gas ruso entre críticas de ONGs y de la oposición

El jefe del Elíseo y el príncipe heredero saudí trataron la cooperación energética, los conflictos en Oriente Medio y la lucha contra el terrorismo
spot_img

Colaboradores