sábado, junio 25, 2022

Siguen las detenciones masivas en El Salvador a pocos días del fin del estado de excepción

Desde la implementación del régimen de excepción han sido detenidas 14.571 personas, pero no se sabe cuántos de estos individuos son miembros de pandillas

Las detenciones masivas de supuestos pandilleros o de personas vinculadas a estos grupos continúan en El Salvador a pocos días de la finalización del estado de excepción establecido el 27 de marzo pasado tras una ola de homicidios atribuida a las maras.

La Policía Nacional Civil (PNC) informó en sus redes sociales de que la madrugada de este jueves fueron detenidas al menos 100 personas y que el miércoles la cifra fue de 503.

La fuente señaló que desde la implementación del régimen de excepción han sido detenidas 14.571 personas, pero no específica cuántas de estas son miembros de pandilla, a qué pandilla pertenecen y cuántas solo mantienen vínculos o afinidad con las maras.

El Gobierno del presidente Nayib Bukele ha llamado «guerra contra las pandillas» a las diferentes acciones implementadas durante el estado de excepción, que además de las capturas contemplan la presencia policial y militar en colonias populosas dominadas por las pandillas y patrullajes en diferentes zonas.

Además de esta suspensión de derechos constitucionales, el Congreso ha aprobado reformas a diferentes leyes para el endurecimiento de penas para pandilleros, avaló juzgar a adolescentes como adultos y también aprobó un paquete de reformas que castiga hasta con 15 años de cárcel «cualquier manifestación» que aluda al «control territorial» de las pandillas.

Esta última medida ha encendido las alarmas entre el gremio periodístico, que las ha señalado de «reforma mordaza» y de «criminalizar» su labor, postura que organismos internacionales y el Gobierno de Estados Unidos comparten.

El 27 de abril próximo se cumplen los 30 días establecidos de duración del régimen de excepción sin que hasta el momento se conozca si el presidente Bukele solicitará a la Asamblea Legislativa, de amplia mayoría oficialista, su extensión.

La Constitución salvadoreña establece que, de mantenerse las mismas situaciones que motivaron la implementación de un régimen de excepción, este se puede extender por 30 días más.

Denuncias de muertes en cárceles

El periódico local La Prensa Gráfica publicó el miércoles que al menos 4 personas, capturadas bajo el régimen de excepción, han muerto en un centro penal del occidente del país centroamericano.

Según el medio, un joven de 22 años fue trasladado a un hospital por custodios del Centro Penal de Izalco, pero «ya iba sin vida» y se desconoce «cuál fue la causa de su muerte».

Otra persona supuestamente murió el pasado 3 de abril tras una golpiza y otros dos reos fallecieron el 15 y el 17 de abril. Uno de ellos debido a una presunta negligencia por no recibir sus medicamentos para la presión arterial y ansiedad, y la otra persona presentaba al menos 14 golpes, según la misma fuente.

Las autoridades salvadoreña no se han pronunciado sobre estas muertes, ni la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) ha señalado si investiga posibles vulneraciones a garantías humanas en estos casos.

Las redes sociales, principalmente Twitter, ha sido el medio por el cual algunos salvadoreños han denunciados capturas arbitrarias de familiares, en su mayoría hombres jóvenes, durante el estado de excepción y en los últimos días también se han denunciado supuestas muertes de capturados en cárceles.

Son cerca de 200 denuncias, principalmente por detenciones arbitrarias, las que la PDDH y organizaciones humanitarias han recibido.

Organismos internacionales, como la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, y organizaciones de DDHH nacionales ha mostrado su preocupación por las medidas tomadas en El Salvador.

Fuente: EFE

Artículos relacionados