jueves, febrero 2, 2023
jueves, febrero 2, 2023

Segunda jornada de la campaña electoral andaluza: El Rocío, lugar común para buena parte de los candidatos

Juanma Moreno, Juan Espadas y Juan Marín aprovecharon el sábado de campaña para acercarse a uno de los acontecimientos festivos más importantes de Andalucía

Los líderes de los principales partidos de Andalucía optaron, en la segunda jornada de la campaña para las elecciones, por el «baño de masas» -aunque sin mítines electorales-, y qué lugar más apropiado en este primer fin de semana de junio que la aldea de El Rocío, donde se celebra una de las romerías más importantes del mundo, y donde habrán tenido la oportunidad de pedir ayuda a la virgen ante el reto que tienen dentro de dos semanas.

El candidato del PP y presidente de la Junta, Juanma Moreno; el del PSOE, Juan Espadas, y el de Ciudadanos y vicepresidente del Gobierno andaluz, Juan Marín, aprovecharon el sábado de campaña para acercarse a uno de los acontecimientos festivos más importantes que se producen en Andalucía en esta fecha y que, según todos los cálculos, aglutina anualmente a un millón de personas.

Moreno y Marín se acercaron a la aldea para realizar actos institucionales, y Juan Espadas también pisó el polvo de la aldea para acudir a algunos actos privados en casas de hermandades, todos ellos dejando claro que acudían por respeto a los romeros pero sin querer sacar réditos políticos de ello.

Aunque cualquier director de campaña coincidiría en que se trata de un lugar clave en una contienda electoral, tanto PP como PSOE y Ciudadanos aparcaron por unas horas la maquinaria de mítines para acercarse sigilosamente a la romería de El Rocío de 2022, la del «reencuentro» después de dos años sin poder celebrarse por la pandemia.

Previo a la visita a El Rocío, Moreno dijo en una entrevista radiofónica que estas elecciones tienen un tono autonómico pero ha advertido de que «a nadie le cabe duda que una severa derrota del PSOE pondría en una difícil situación» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Y Juan Espadas, también antes de acercarse a visitar a la Virgen, tuvo un acto electoral, donde aprovechó para lanzar una nueva promesa electoral, crear 100.000 puestos de trabajo para los jóvenes, y avanzó que extenderá la practica del deporte en todas las etapas educativas de manera obligatoria, incluido el Bachillerato.

Al margen de la aldea de El Rocío se mantuvieron la candidata de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, que se trasladó a Málaga para pedir a la «mayoría social» que se convierta en «mayoría electoral» y dé lugar a un gobierno «a la altura del calado de los problemas» de Andalucía, y también la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez.

Inmaculada Nieto pidió a la “mayoría social”, esa que se preocupa de la educación y sanidad pública –entre otras cuestiones-, que se convierta en una “mayoría electoral” para lograr un gobierno “a la altura del calado de los problemas” que atraviesa la región.

Por su parte, Teresa Rodríguez defendió que hay que paralizar las licencias para viviendas turísticas hasta que no haya un «estudio serio» sobre su impacto, así como limitar el precio de los alquileres, tanto de viviendas como de locales comerciales, unas medidas, que, según explicó, se llevan a cabo en el municipio de Cádiz.

La candidata de Vox, Macarena Olona, de la que se conoció este sábado un escrito a la Mesa del Congreso en el que comunica su intención de renunciar a su escaño de diputada en el momento en que se constituya el Parlamento andaluz, no tuvo ningún acto electoral a lo largo de la mañana, pero celebró uno junto al líder nacional de su partido, Santiago Abascal, en la Plaza de San Agustín de Córdoba.

Mientras tanto, en un acto en Málaga, el secretario general de este partido, Javier Ortega Smith, calificó de “una chorrada como un pino” el anuncio que realizó el presidente de la Junta y candidato de PP a la reelección, Juanma Moreno, sobre que habrá televisión y wifi gratis en todas las habitaciones de hospitales del SAS si vuelve a gobernar.

El presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, apostó, durante una visita en Granada, por continuar en Andalucía con las políticas que ya «funcionan» en esta comunidad, y dijo que espera que nadie «altere lo que se ha conseguido en los últimos años, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pidió en Málaga poner «toda la carne en el asador» para llevar a Juan Espadas a la presidencia de la Junta.

Y alejado del pesimismo que puedan otorgar las encuestas, el vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, manifestó desde Córdoba que “el voto más útil para cambiar Andalucía fue Ciudadanos y ahora seremos el voto decisivo para que ese cambio siga funcionando”. 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores