lunes, agosto 8, 2022

Scholz tratará con Putin la crisis de Ucrania con la incógnita sobre la puesta en marcha del Nord Stream 2

El megaproyecto energético entre ambos países corre peligro ante una posible invasión rusa de Ucrania

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció este miércoles que viajará a Moscú para tratar con el presidente ruso, Vladímir Putin, la situación en Ucrania después de su visita a Washington de la semana próxima.

Sobre la línea de su Gobierno en lo referente a la crisis de Ucrania, Scholz afirmó que se trata de hacer una política coordinada en lo que respecta a la Unión Europea y a la OTAN, pero «también de hacer posibles decisiones bien preparadas». El canciller describió la situación en Ucrania como «seria» y precisó que la presencia de tropas rusas en la frontera podría corresponder efectivamente a » preparativos para una acción militar».

Por ello es particularmente importante recalcar una y otra vez que un ataque contra la soberanía y la integridad territorial de Ucrania tendría un precio «muy alto», señaló, y agregó que, en su opinión, «este mensaje ha sido entendido» en Moscú.

Scholz repasó los diversos formatos en los que se están produciendo las conversaciones para desescalar la situación y puso énfasis en la importancia del formato de Normandía, congratulándose de que haya sido posible «devolverle la vida».

La crisis de Ucrania amenaza el Nord Stream 2

La crisis de Ucrania ha creado un debate en torno a las intensas relaciones entre Berlín y Moscú en el ámbito energético y al futuro del gasoducto Nord Stream 2, que probablemente no empezará a funcionar en caso de una invasión rusa de ese país.

El gasoducto ha generado discusión política prácticamente desde su gestación justamente por el temor, sobre todo en el este de Europa, de que la Unión Europea (UE) llegase a tener una excesiva dependencia energética de Rusia.

La ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, es dentro del Gobierno quien se ha expresado con más claridad al decir ante el parlamento que, en caso de una agresión rusa contra Ucrania, «tenemos a disposición una gama de respuestas que incluyen a Nord Stream 2».

El canciller, Olaf Scholz, ha sido menos claro pero ha recordado el acuerdo que hay con EE.UU. sobre el funcionamiento del gasoducto, lo que implica de hecho la posibilidad de impedir que empiece a funcionar si hay un ataque ruso a Ucrania.

Las voces que llegan desde los grupos parlamentarios de los partidos de Gobierno son más claras y así, por ejemplo, la presidenta de la Comisión de Defensa, Marie-Agner Strack Zimmermann, dijo este viernes a la televisión pública que Nord Stream 2 no empezará a funcionar mientras haya peligro de guerra en Ucrania.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados