sábado, marzo 2, 2024
sábado, marzo 2, 2024

Sanidad y las comunidades acuerdan reducir a siete días la cuarentena de los positivos por coronavirus

La reducción de los aforos deportivos y la vuelta a clase también marcan la actualidad de la gestión de la pandemia

La Comisión de Salud Pública, en su reunión de este miércoles, ha acordado por unanimidad de todos sus miembros rebajar a 7 días el periodo de aislamiento de las personas contagiadas de coronavirus.

En un comunicado, el Ministerio de Sanidad informa de que de esta forma, las personas con diagnóstico infección activa en COVID-19 deberán de hacer un aislamiento de 7 días en vez de los actuales 10.

Además, los contactos que requieren cuarentena (es decir, aquellas personas no vacunadas que son contacto estrecho de un positivo) también rebajan su periodo de cuarentena a 7 días

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha precisado que la reducción de las cuarentenas de 10 a 7 días se aplicará exclusivamente para las personas positivas con covid que no tengan síntomas y entrará en vigor a partir de este jueves para los casos que se diagnostiquen desde entonces.

Aforos deportivos

El Consejo Interterritorial de Salud ha acordado este miércoles reducir al 75 por ciento el aforo en competiciones profesionales deportivas exteriores y al 50 por ciento en recintos interiores, ante la alta cifra de contagios provocada por la variante ómicron del coronavirus.

Fuentes del Ministerio de Sanidad han confirmado a EFE esta decisión adoptada junto a las comunidades autónomas, que rebaja a esos porcentajes los espectadores máximos autorizados en los partidos de la Liga de fútbol, que se reanuda este fin de semana tras el descanso de Navidad, y de la de baloncesto, que ya ha aplazado varios encuentros previstos para esta semana.

Hoy hace justo tres meses que la evolución favorable de la pandemia llevó a dar luz verde a la ocupación al cien por cien de los campos de fútbol y de los pabellones de baloncesto al 80 por ciento, con el aval de 16 comunidades y la abstención del País Vasco.

Vuelta a clase

La mayoría de las comunidades autónomas son partidarias de retomar las clases de manera presencial después de las vacaciones de Navidad, aunque alguna, como Madrid, se muestra más cauta y baraja la semipresencialidad en función de los datos epidemiológicos que haya a medida que se aproxime el 10 de enero, la fecha de vuelta.

En todo caso, el 4 de enero, el Gobierno ha decidido convocar la Conferencia Sectorial de Educación para analizar con todas las comunidades la situación de los contagios y las posibles medidas a adoptar ante el regreso a las aulas de los escolares.

De momento, la mayor parte de los Ejecutivos regionales no alberga ninguna duda de volver con normalidad al colegio tras el paréntesis navideño, como así lo ha expresado el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, para quien no tendría sentido cerrar los colegios después del movimiento que ha habido durante las fiestas. Además, ha recordado que, cuando se decidió abrir las clases, el riesgo era mayor que ahora y no había empezado la vacunación infantil.

Una opinión compartida por el Gobierno extremeño, aunque algo más cauteloso, a la espera de cómo vaya transcurriendo la evolución de la covid en los próximos días, ha afirmado el portavoz del Ejecutivo regional, Juan Antonio González, quien ha puesto en valor el hecho de que sea la comunidad autónoma con mayor porcentaje de vacunación infantil, apostando por seguir en esa línea para reducir los contagios en la escuela.

Madrid, de momento, baraja la semipresencialidad ante el avance de la ómicron y estudia dos planes: uno, sin cambios, y otro combinando presencialidad con clases «on line» para los alumnos de los cursos superiores, ha explicado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, quien ha dicho que le gustaría que la presencialidad fuera total, pero también que todos los escolares estuvieran vacunados. Lo que sí tiene muy claro es que se van a reforzar las distancias de seguridad y los test para garantizar un regreso seguro.

Alberto Núñez Feijoó, presidente de Galicia, también se ha mostrado partidario de mantener el inicio del curso el 10 de enero y no ve problemas con los datos actuales de contagios ni con los calendarios de vacunación pediátricos, ya que cree que la semana del comienzo del curso podría estar inmunizado con la primera dosis el 90 por ciento de los niños entre 5 y 11 años.

De la misma forma opina la secretaria de Salud Pública de Cataluña, Carmen Cabezas, al subrayar que las clases deben empezar el día 10, porque, entre otras cosas, la situación es ahora mejor que el año pasado cuando no se había empezado a vacunar a los docentes ni a los niños en edad escolar.

Desde Castilla y León, su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, no se cuestiona que la enseñanza sea presencial y es partidario de que el curso empiece con normalidad.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Educación, correspondientes al 23 de diciembre, solo el 1,58 por ciento de las aulas de toda España estaban confinadas antes del parón vacacional, cuando apenas había irrumpido la variante ómicron, que irrumpió después del puente de la Constitución (en la semana del 13 al 17 de diciembre).

Sobre los datos de vacunación infantil, una tercera parte de los menores de entre 5 y 12 años están ya vacunados, y el Ejecutivo espera que la inmunización alcance a todos a lo largo del mes de enero con la primera dosis.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores