jueves, mayo 23, 2024
jueves, mayo 23, 2024

Sánchez llama «lunáticos» a los que tachan a su Gobierno de «socialcomunista»

El presidente aseguró que el problema del Partido Popular es que «no ha asumido la derrota electoral«

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró este miércoles que es necesario «empatizar con la soberanía que lo pasa mal» y que no hay que hablar de «gobierno socialcomunista». Sánchez aseguró, durante una entrevista a Telecinco, que en el periodo en el que lleva dirigiendo el país «España no se ha roto, no hay una dictadura y no han venido los bolcheviques». Además, añadió que «da la sensación de que, si gobierna el PP es legítimo, y, si no, viene una supuesta conspiración judeomasónica» de «un gobierno comunista bolivariano». El jefe del Ejecutivo tachó estas acusaciones de «suposiciones lunáticas».

Para Sánchez, «hay un discurso de odio que se proclama por parte de ciertas fuerzas políticas» y aseveró que rechazar los Presupuestos es una forma de no centrarse en los problemas de la sociedad, «es como dejar un barco sin motor ni timón en la peor tormenta del siglo».

Además, evitó responder en relación al apoyo de Bildu a dichos Presupuestos pero quiso subrayar el hecho de que de diez grupos de la Cámara los hayan apoyado. Por su parte, dirigiéndose a la derecha, afirmó: «¿Qué quiere la oposición? ¿Que no haya estado de alarma? ¿Que no haya Presupuestos? No gana nadie», señaló Sánchez, para el que el problema del PP es que «no ha asumido la derrota electoral«.

Durante la entrevista, al presidente se le recordaron unas declaraciones formuladas por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en las que se posicionaba a favor de la república, a lo que Sánchez respondió: «La monarquía no está en peligro. Así de rotundo lo digo«.

Cuando Sánchez acusaba a Iglesias de querer un régimen bolivariano

En 2014, Sánchez defendía que Podemos traería a España las cartillas de racionamiento: «El final del populismo es la Venezuela de Chávez, la cartilla de racionamiento». Dos años después, en una entrevista, aseveró que Iglesias debía explicar la financiación de una fundación vinculada a Podemos que presuntamente recibió dinero del régimen venezolano: «Venezuela llegó a la política española con Iglesias y Monedero». Por último, en 2019, aseguró que no pactaría con Podemos para formar un Gobierno: «No dormiría tranquilo con Iglesias de vicepresidente».

Relacionados

spot_img

Colaboradores