Historia
Sam McKnight: el responsable del antes y el después de Lady Di

Sam McKnight: el responsable del antes y el después de Lady Di

«Corta, deshazte del frou-frou de los 80 y empieza de nuevo con un corte de pelo corto y mínimo», el comentario que cambió a Lady Di

Se trata de uno de los estilistas más reconocidos del mundo, conocido entre otros motivos por ser autor del famoso corte de pelo de la princesa Diana de Gales. Hablamos de Sam McKnight.

Existen infinitas excusas para escribir sobre Lady Di y la Familia Real Británica, pero en estos tiempos quizás la más cercana es el lanzamiento, hace algo menos de un mes, de la última temporada de la magnífica serie de Netflix ‘The Crown’, de obligatorio visionado para aquellos interesados en profundizar y conocer la realidad de los inquilinos del palacio de Buckingham. Una historia incómoda de ver y escuchar en algunas secuencias, pero que ciertamente hace una recreación que se acerca bastante a la realidad, lo que molesta aún más a la realeza inglesa, que en varias ocasiones ha calificado la producción de Netflix como “un retrato horrible e injusto”. 

Sin embargo, la que ahora nos ocupa es la princesa Diana, centro de los focos, de las críticas y también de una vida que sin duda fue horrible e injusta.

Lady Diana llegó a la Corte de Saint James con una personalidad que para muchos era “provocadora”. El sigilo y la discreción eran “su secreto a voces” para ser el centro de las miradas, porque en realidad Diana nunca pasó desapercibida. 

El estilo inicial de Lady Di era simple, para más tarde ir haciéndose a la moda e incluso llegar a crear su propia impronta hasta convertirse en un icono que perdura y perdurará. Pero el cambio de Lady Di no se limitó a un buen traje en una buena percha. Su corte de pelo fue una de las claves de su éxito.

La osadía del conocido peluquero

Como diría Coco Chanel, “una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida” y aquí entra en juego McKnight. Fue el estilista personal de la princesa durante siete años, desde 1990 hasta 1997, cuando se produjo su temprano y desgraciado fallecimiento. McKnight cuenta en su libro de 2016 Hair by Sam McKnight’ cómo fue en el primer encuentro con Diana de Gales.

Al estilista le habían informado de que una figura de enorme importancia estaría bajo su responsabilidad capilarmente hablando y McKnight estaba convencido de que se trataría de la mismísima Margaret Thatcher. Lo cierto es que el cambio fue para mejor al encontrarse a Lady Di en vez de a la que fuera primera ministra, ya que, aunque se trataría de una velada cuanto menos interesante, la Dama de Hierro bien podría haber convertido ese corte de pelo en una cuestión de Estado.

Lady Di tenía una sesión de fotos con el ilustre Patrick Demarchelier, un popular fotógrafo autor de unas conocidas fotos de la princesa. En las imágenes, Diana llevaría un recogido con horquillas cuyo resultado, al parecer, le generaría especial intriga hasta el punto de preguntarle al estilista que, si pudiera, qué haría con su cabello. La osadía y reconocimiento de McKnight le permitieron responder sin pensárselo: «Corta, deshazte del frou-frou de los 80 y empieza de nuevo con un corte de pelo corto y mínimo».

 

Ese día que no parecía más que una sesión de fotos habitual con la princesa se convirtió en un antes y un después. Una sesión de estilismo improvisado dieron lugar al icónico corte de pelo que protagonizó toda un época y que aún hoy en día tiene su nicho. La consecuencia de aquella improvisación fue un peinado más actual, corto y renovado. En las peluquerías de los años 90 era una petición que llevó a aborrecer a los profesionales: «¡El corte de pelo de Lady Di!, ¡el corte de pelo de Lady Di!».

Coco Chanel no se equivocaba, ese corte de pelo sí cambió la vida de la princesa, su pasado aristócrata quedó en un recuerdo y dio lugar a una una Diana renacida y más espontánea que nunca, si cabe. Diana disfrutó de lo que ella no sabría que sería la recta final y de unos últimos años que la hicieron ser y seguir siendo la princesa del Pueblo. 

SUBIR