lunes, julio 22, 2024
lunes, julio 22, 2024

Rusia y China urgen a Occidente a cesar todas las acciones que «aviven» la guerra en Ucrania

En este contexto, Rusia da la bienvenida a la disposición de China a desempeñar un papel positivo a la hora de buscar una solución

Rusia y China instaron hoy a Occidente a detener las acciones que avivan aún más el conflicto en Ucrania y a evitar una confrontación de bloques, después de que Moscú acusara ya en varias ocasiones a EEUU y a los países europeos de escalar la guerra en Ucrania por el suministro de armas y tanques a ese país.

«Las partes exigen el fin de todos los pasos que contribuyen a la escalada de la tensión y la prolongación de las hostilidades a fin de evitar una mayor degradación de la crisis hasta su transición a una fase incontrolable», señalaron ambos países en una declaración conjunta adoptada al término de la segunda jornada de negociaciones entre los presidentes de Rusia y China, Vladímir Putin, y Xi Jinping.

La declaración la publicó el Kremlin después de que Putin dijera en una comparecencia de prensa que «parece que Occidente realmente decidió luchar con Rusia hasta el último ucraniano, ya no con palabras, sino con hechos», tras denunciar el eventual envío por parte del Reino Unido a Ucrania de proyectiles con uranio empobrecido.

Los dos países, además de oponerse a «todas las sanciones unilaterales», destacan que «un diálogo responsable es la mejor manera de una resolución sostenible de la crisis ucraniana» y consideran que la comunidad internacional «debería apoyar los esfuerzos constructivos a este respecto».

En este contexto, Rusia da la bienvenida a la disposición de China a desempeñar un papel positivo a la hora de buscar una solución a «la crisis ucraniana» y a la iniciativa de paz «constructiva» presentada por Pekín el pasado 24 de febrero.

En su propuesta de paz, China defiende por un lado la soberanía y la integridad territorial ucraniana, el cese de las hostilidades y la reanudación de las negociaciones y, por otro, aboga por tener en cuenta las preocupaciones de seguridad de Rusia ante el avance de la OTAN.

A su vez, pide el levantamiento de las sanciones adoptadas por Occidente contra Rusia.

Moscú y Pekín señalan en su declaración conjunta precisamente que «para resolver la crisis ucraniana, es necesario respetar las preocupaciones legítimas de todos los países en el campo de la seguridad, evitar la formación de la confrontación de bloques y detener las acciones que impulsan aún más el conflicto».

Asimismo, insisten en que la OTAN «cumpla estrictamente con las obligaciones relacionadas con su carácter regional y defensivo» y piden a la Alianza Atlántica que respete «la soberanía de otros Estados, su seguridad e intereses».

También urgen a los aliados a tratar el desarrollo pacífico de otros Estados objetivamente y sin prejuicios. 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores