jueves, diciembre 1, 2022
jueves, diciembre 1, 2022

Rusia prevé que los intentos del G7 de limitar el precio del petróleo ruso incrementarán su coste y desequilibrarán el mercado

«En mi opinión, esta es una medida que perjudica a ellos mismos, como ha sucedido más veces», considera el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak

El viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, consideró este jueves que los intentos del G7 de limitar el precio del crudo ruso llevarán a un incremento del coste del petróleo y a desequilibrios en el mercado.

«En mi opinión, este es otro intento de interferir en los mecanismos del mercado, lo que solo puede conducir al desequilibrio del mercado, a un déficit en el mercado y de los recursos energéticos en el mercado (…)», señaló Novak en una entrevista al canal de televisión Rossiya-24.

Ello a su vez, aseguró, «conducirá a un aumento de los precios y, en consecuencia, de los costes que deben pagar los consumidores europeos, principalmente de los países del G7, por la energía».

«En mi opinión, esta es una medida que perjudica a ellos mismos, como ha sucedido más veces» con otras sanciones, entre ellas el embargo parcial al petróleo ruso por parte de la Unión Europea, sostuvo Novak tras una reunión de la alianza OPEP+.

La declaración del G7, que concluyó el martes en Elmau (Alemania), estableció la posibilidad de prohibir el transporte del petróleo ruso a menos que su venta respete un precio máximo acordado con los socios internacionales.

«Sobre el petróleo consideramos diversas opciones, incluida la posibilidad de una prohibición total de servicios que permitan el transporte de petróleo y derivados del petróleo rusos a nivel mundial», reza el comunicado de los líderes de Alemania, Estados Unidos, Canadá, Italia, Francia, Japón y el Reino Unido.

Esa prohibición no se daría, según el comunicado, en caso de que «el petróleo se compre a un precio acordado con los socios internacionales o por debajo de éste».

Asimismo, el comunicado invita a otros países a unirse a las medidas de los países del G7.

Novak recalcó que Rusia ha redirigido una gran parte de sus exportaciones de crudo y productos de petróleo a países de la región de Asia-Pacífico y tiene la capacidad de atender la creciente demanda allí.

«Hoy, cuando los países inamistosos están anunciando y tomando medidas prácticas para reducir el consumo de petróleo y productos derivados del petróleo rusos, ya tenemos una parte bastante grande de petróleo y productos derivados del petróleo reorientados a los mercados de Asia-Pacífico. En general, estamos satisfaciendo la creciente demanda asiática con nuestras capacidades», aseguró.

Señaló que el mercado asiático siempre ha sido uno de los principales para Rusia.

Novak también aseguró que Rusia casi recuperó el volumen de producción de febrero tras una caída en marzo y abril -al ascender éste actualmente a 9,9 millones de barriles diarias (mbd) frente a 9 millones que había en estos dos meses- y que en verano podrá ya cumplir con su cuota, es decir 11 mbd.

Asimismo, consideró que la decisión de la alianza OPEP+ de aumentar la oferta de crudo en 648.000 barriles diarios permitirá tener «un mercado equilibrado»

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Una publicación compartida de El Liberal (@elliberal_)

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores