miércoles, agosto 10, 2022

Rusia no consigue atravesar el río Donets y podría haberse retirado de Járkov

Las fuerzas ucranianas aseguran que han conseguido detener y provocar la retirada rusa en ambos entornos

El Ejército ucraniano expulsó este viernes a las tropas rusas más allá del río Séverski Donets, que cruza el Donbás y que es clave para el control de las regiones de todo el este del país, incluido Járkov.

«Entramos en una nueva y larga fase de la guerra. Para vencer debemos planificar detenidamente los recursos, no cometer errores y calcular nuestras fuerzas para que finalmente el enemigo se rinda», dijo el ministro de Defensa ucraniano, Alexéi Réznikov, en un comunicado en Facebook.

La esperada contraofensiva ucraniana parece dar sus primeros frutos, aunque se desconoce si el repliegue ruso es parte de una estrategia para ahorrar fuerzas y lanzar el ataque final contra los bastiones militares ucranianos en la región de Donetsk.

Réznikov incluso habló de una «derrota estratégica» de Rusia al no lograr para el Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, el 9 de mayo, los objetivos que se marcó en esta campaña militar.

Según informó el Ministerio de Defensa, la artillería ucraniana logró detener el avance del enemigo en su intento de cruzar dicho río, que tiene más de mil kilómetros de largo.

El Ejército ruso sufrió numerosas pérdidas, ya que sus fuerzas se vieron separadas a ambos márgenes de la vía fluvial, tras lo que tuvieron que retirarse.

En su retirada, los rusos tuvieron que abandonar parte de su equipo y vehículos e incluso algunos de los soldados se vieron obligados a cruzar a nado el río para ponerse a salvo.

En las imágenes publicadas se pueden ver tanques y otros vehículos destruidos junto a los pontones móviles inutilizados en medio del Serverski Donets.

Los rusos llevan cuatro días intentando cruzar ese río y en sus intentos, según Kiev, han perdido más de 70 vehículos y dos batallones de infantería con ingenieros.

El repliegue ruso en Járkov fue confirmado por las fuentes ucranianas y occidentales consultadas por el diario «The New York Times».

De consumarse, la retirada sería uno de «los mayores reveses sufridos por Rusia desde su retirada de Kiev el mes pasado», destacó el diario.

Precisamente, en la orilla norte del río se encuentra Izium, ciudad controlada por los rusos desde el mes pasado y que se ha convertido desde entonces en un crucial centro de operaciones del Ejército ruso.

Esa ciudad a dos horas al sureste de Járkov es clave para lanzar la ofensiva final en el Donbás, cuya conquista por Rusia se resiste tras 80 días de combates.

Además, el Ejército ruso continúa intentando cercar la principal plaza ucraniana en Lugansk, Severodonetsk, también la orilla norte del río, para lo que voló el puente que le unía a la localidad de Rubizhne.

El general ruso Ígor Konashénkov, portavoz castrense, informó en su parte vespertino de la liquidación de más de 300 soldados ucranianos en ataques en Járkov y Lugansk.

El río Séverski Donets, que nace en territorio ruso, sigue su curso al norte de Lugansk y cruza la ciudad de Donetsk para desembocar en el mar de Azov.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel