domingo, junio 13, 2021

Rusia limita oficialmente los viajes de los diplomáticos estadounidenses por su territorio

Rusia respondió así a las sanciones impuestas el 15 de abril por la Administración de Joe Biden

Moscú limitó este jueves oficialmente los viajes de diplomáticos estadounidenses por su territorio al derogar el «Memorando de entendimiento entre los Gobiernos de Rusia y Estados Unidos sobre ‘tierra abierta'», una medida anunciada a mediados de abril en respuesta a las «acciones hostiles» de Washington.

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, firmó el decreto, publicado este jueves en el portal de información legal del Gobierno de Rusia, en cumplimiento de una propuesta de medidas restrictivas a la legación diplomática de EE.UU. formulada por el Ministerio de Exteriores ruso.

Rusia respondió así a las sanciones impuestas el 15 de abril por la Administración de Joe Biden, que incluían la declaración de personas no gratas a diez diplomáticos rusos y medidas contra funcionarios, organizaciones y compañías rusas por ciberespionaje, interferencia electoral en 2020 y el papel de Rusia en Ucrania.

Moscú pagó con la misma moneda al expulsar a diez diplomáticos, presentar una lista negra de funcionarios estadounidenses y anunciar el proceso de denuncia del acuerdo derogado hoy, que regula la movilidad de los diplomáticos en sus destinos con el fin de restringir sus desplazamientos fuera de Moscú.

Al anunciar la lista de sanciones, el Ministerio ruso de Exteriores acusó a EE.UU. de apostar por «una continua degradación de las relaciones» y una política de «contención de Moscú», y advirtió de que intentar hablar con Rusia «desde una posición de fuerza» tendrá unas «funestas consecuencias».

De hecho, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, alertó que en caso de que prosiga el actual «intercambio de cortesías», Moscú pedirá a Washington que reduzca el número de sus diplomáticos en territorio ruso de los actuales 450 a 300, en paridad con la presencia rusa en EE.UU. 

Artículos relacionados

El complejo de Colón

Plató y Congreso

Cuando se está «A por uvas»

Los disparates de Carmen Calvo