jueves, mayo 26, 2022

Rusia estaría retirando a personal diplomático de sus consulados en Ucrania, según ‘The New York Times’

Aún está por ver si esta maniobra es meramente propagandística o si se hace en preparación para un inminente conflicto

Nueva pieza en el tenso puzle de relaciones entre Rusia y Ucrania. Tras el despliegue de tropas en la frontera por parte de Moscú y las especulaciones sobre una posible invasión, Rusia estaría ahora retirando a su personal diplomático de su embajada en Kiev y de otros consulados repartidos a lo largo del país vecino.

Así lo afirma este martes The New York Times citando a un alto funcionario de seguridad ucraniano, que asegura que 18 personas, sobre todo familiares de diplomáticos, abandonaron la embajada rusa en Kiev el pasado 5 de enero. En los siguientes días, afirma la misma fuente, alrededor de otras treinta personas marcharon rumbo a Moscú desde las legaciones rusas en Kiev y en Leópolis (Lviv, al oeste de Ucrania). Además, el Kremlin ya habría transmitido el mensaje al personal de otros dos consulados de que se preparen para abandonar el país.

Aún está por ver si esta maniobra es meramente propagandística, si se hace en preparación para un inminente conflicto o si es un amago. «Podrían ser las tres», dicen fuentes militares consultadas por el Times.

La escalada de tensión continúa después de los ciberataques sufridos por varios organismos gubernamentales ucranianos y de los que Kiev acusa a Rusia. Además, el presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, anunció este mismo lunes que soldados y equipos militares de Moscú están llegando al país para unas maniobras conjuntas entre ambos aliados. Todo ello mientras la concentración de tropas continúa en la frontera con Ucrania, donde se calcula que esperan entre 77.000 y 100.000 efectivos.

Todos estos movimientos pueden interpretarse como promesas de una potencial invasión o bien como un órdago con el que el presidente ruso, Vladímir Putin, querría dejar claro a la OTAN que Ucrania no puede pasar a formar parte del organismo. También de que la Alianza Atlántica debe retirar sus tropas y armamento, particularmente nuclear, de los países que un día pertenecieran al bloque soviético, como Polonia.

Artículos relacionados