martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Rusia confía en que «siempre hay posibilidades» de un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN: «Están lejos de agotarse»

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha informado en estos términos a su presidente, Vladímir Putin, este lunes

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, informó este lunes al presidente de Rusia, Vladímir Putin, de que hay posibilidades de un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN sobre «asuntos clave» de las garantías de seguridad que demanda Moscú y anunció que continuarán los contactos.

En una reunión, parte de la cual fue transmitida por la televisión pública rusa, Lavrov indicó al jefe del Kremlin que Rusia seguirá buscando respuestas a los problemas de seguridad en Europa.

«Usted y otros representantes de Rusia han dicho que nosotros advertimos de que no es admisible negociar eternamente sobre asuntos que exigen solución hoy. Pero siendo el titular de Exteriores debo decir que siempre hay posibilidades«, dijo Lavrov al jefe del Kremlin.

Agregó que, en su opinión, las posibilidades de Rusia «están lejos de agotarse».

Las negociaciones, subrayó, «no deben prolongarse eternamente, pero en esta etapa yo propondría continuarlas e intensificarlas».

«Está bien», consintió Putin, que preguntó a su ministro si estaba preparada la respuesta a las contestaciones de EEUU y la OTAN a las demandas de garantías de seguridad, entre las que se cuenta el compromiso de que nunca Ucrania ni ninguna otra antigua república soviética formará parte de la OTAN.

Lavrov replicó que el documento de respuesta, de diez páginas, ya ha sido redactado.

Agregó que Rusia continuará esperando respuesta a sus legítimas preocupaciones sobre la indivisibilidad de la seguridad en Europa de cada uno de los países del espacio de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Los «papelitos» de Stoltengberg y Borrell

«He recibido respuestas insatisfactorias. Ninguno de mis colegas ministros contestó a mi misiva. Recibimos dos pequeños papelitos: uno del funcionario (Jens) Stoltenberg, secretario general de OTAN, y otro del funcionario (Josep) Borrell, jefe de la diplomacia europea», precisó Lavrov.

El ministro indicó que en ellas Stoltenberg y Borrell llaman a no preocuparse, a continuar el diálogo, y señalan que lo importante es que Rusia «garantice la desescalada en torno a Ucrania».

«Considero que se trata de un desprecio de la norma que señala que ninguna organización puede considerarse dominante en el espacio euroatlántico», dijo.

Por eso, recalcó, «vamos a continuar exigiendo una reacción concreta de cada país».

La respuesta de Estados Unidos es vista en parte como constructiva

En cuanto a la respuesta individual de Estados Unidos a las garantías de seguridad que demanda Moscú, Lavrov indicó que la primera parte de ella es insatisfactoria, pero que la segunda es constructiva.

«La primera parte de la respuesta estadounidense no nos satisface. La segunda parte en cierta medida tiene carácter constructivo, contiene medidas bastante concretas», explicó.

Según Lavrov, dichas medidas «tienen que ver con la solución de los problemas de los misiles de emplazamiento terrestre de alcance corto y medio», así como con «la disminución de los riesgos militares, medidas de confianza y de transparencia militar».

Minutos después de su cita con Lavrov, el presidente ruso también se reunió con su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, en la misma sala de reuniones, también separados por bastante distancia.

Defensa anuncia que los ejercicios militares llegan a su fin

Shoigú informó a Putin de que los ejercicios que se llevan a cabo con tropas de casi todas las circunscripciones militares y las flotas navales de Rusia están llegando a su término y que algunos ya han concluido.

«Los ejercicios se llevan a cabo en la circunscripción militar Oeste, en prácticamente todas las flotas: en el mar de Barents, en el mar Negro, en el mar Báltico, en el Pacífico. En ello participan efectivos de casi todas las circunscripciones militares», dijo el ministro de Defensa.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo de la Federación o Senado de Rusia, Konstantín Kosachov, destacó que los ejercicios militares están concluyendo en los plazos previstos y eso demuestra que Rusia no se está preparando para una guerra.

«La histeria desatada por este motivo es absolutamente de carácter artificial», escribió el senador en su página de Facebook.

A Occidente le preocupan sobre todo los ejercicios conjuntos de Rusia y Bielorrusia en territorio bielorruso, a pocos kilómetros de la frontera ucraniana.

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, afirmó este lunes que decidirá pronto con Putin cuándo retirar las tropas rusas de la frontera con Ucrania, pero reiteró que esto sucederá solo una vez hayan finalizado los ejercicios militares conjuntos el próximo día 20.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró que la reunión de Putin con su homólogo bielorruso está prevista para finales de esta semana.

La diplomacia volverá este martes al Kremlin, donde Putin recibirá al canciller alemán, Olaf Scholtz, que llega a Moscú procedente de Kiev con el mensaje de que «una nueva agresión militar contra Ucrania tendría graves consecuencias políticas, económicas y geoestratégicas para Rusia». 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores