jueves, mayo 23, 2024
jueves, mayo 23, 2024

Rusia asegura que el G20 perdió su propósito económica para hablar de Ucrania: «De Irak nunca se habló»

«A nadie le importaba nada excepto las finanzas y las políticas macroeconómicas, para lo cual se formó el G20», aseguró Lavrov

El ministro de relaciones Exteriores ruso, Sergey Lavrov, aseguró este viernes que el G20 creado como un foro de debate económico para las mayores economías y países emergentes, perdió su propósito entrampado en las discusiones sobre Ucrania y la presión de Washington para arrinconar a Rusia.

«A nadie le importaba nada excepto las finanzas y las políticas macroeconómicas, para lo cual se formó el G20», dijo el canciller ruso en una sesión del Raisina Dialogue, en Nueva Delhi, un día después de que el grupo no logrará alcanzar un acuerdo conjunto por sus diferencias sobre la guerra en Ucrania.

Lavrov señaló que «todo el G20 ha sido sobre qué hacer con Ucrania y la declaración final», y se interrogó sobre si el grupo ha reflejado alguna vez «la situación en Irak, en Libia, en Afganistán o en Yugoslavia».

Parte de la agenda del Grupo de los Veinte (G20), especialmente en la reunión de ministros de Finanzas celebrada la semana pasada, consistió en tratar de dar una respuesta al impacto económico de la invasión rusa de Ucrania, que Lavrov relacionó con las sanciones occidentales.

«El sufrimiento de otros no está en nada relacionado con lo que estamos haciendo en Ucrania para defendernos, estos sufrimientos están relacionados con las sanciones (…) que está promoviendo Occidente», señaló el canciller ruso.

Lavrov explicó que las relaciones con China «nunca han sido mejores», un día después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, expresara su preocupación por la posibilidad de que Pekín arme a Moscú.

La fricción entre EE. UU. y China ocupó también un lugar destacado durante la reunión de cancilleres del G20, y este viernes se reunieron en Nueva Delhi los jefes de Exteriores del Quad, la alianza conformada por Japón, Estados Unidos, Australia y la India.

El cuarteto denunció los intentos de «aumentar la tensión» en el Indopacífico, sin nombrar a China. Lavrov, por su parte, denunció los intentos de militarizar el Quad y aliarlo a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), aislando así a Moscú y Pekín en la región.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores