sábado, diciembre 10, 2022
sábado, diciembre 10, 2022

¿Qué es y cómo funciona la ‘Cúpula de Hierro’, el escudo antimisiles israelí?

Se trata de uno de los tres sistemas de defensa antiaérea con los que Israel se protege de agresiones enemigas

En los últimos días, los tristemente famosos intercambios militares entre Israel y Palestina han vuelto a la primera línea de la actualidad informativa con una intensidad no vista desde 2014. Desde que la tensión aflorase en el Monte del Templo, zona sagrada para judíos y musulmanes, durante la celebración del Día de Jerusalén, el conflicto ha dejado ya 43 muertos entre los palestinos (13 de ellos niños) y cinco entre los israelíes.

Los combates han consistido principalmente en el lanzamiento de cohetes por parte de las milicias de Hamás desde Gaza hacia territorio israelí, principalmente hacia Tel Aviv y Ascalón (Ashkelon), y en los bombardeos de represalia de la fuerza aérea hebrea en la Franja.

En este contexto, los intercambios han dejado imágenes particularmente llamativas durante el disparo de proyectiles por parte de los palestinos, la mayoría de los cuales han sido interceptados por la ‘Cúpula de Hierro’ (Iron Dome), el sistema antimisiles israelí.

Este escudo balístico fue desarrollado por Israel en marzo de 2011. Su puesta en marcha fue motivada no solo por los cohetes palestinos llegados desde Gaza (unos 8.000 entre los años 2000 y 2008, y más de 850 solo en la noche de este martes), sino también por los más de 4.000 disparados por Hezbolá durante la Guerra del Líbano, en 2006.

Su misión es detener cualquier proyectil dirigido a territorio israelí. Sin embargo, la Cúpula de Hierro es solo una parte de un sistema más complejo, ya que solo se encarga de los disparos de bajo rango. Por su parte, la llamada Honda de David se ocupa de interceptar amenazas en la franja intermedia, mientras que el sistema Flecha está reservado para misiles de largo alcance.

Un soldado israelí hace guardia frente a un puesto de disparo de la Cúpula de Hierro.

La Cúpula de Hierro, capaz de operar bajo cualquier condición meteorológica, detecta y analiza cualquier proyectil para después detenerlo mediante el lanzamiento de distintos misiles interceptores. Cada vez que uno de estos sistemas balísticos modelo Tamir impacta en un cohete de Hamás, se observa el característico destello que estas noches cubren el cielo de Tierra Santa. El sistema alcanza una tasa de intercepción de entre el 85% y el 90%.

En este breve vídeo de nuestro canal de YouTube os explicamos la historia de este conflicto.

Relacionados

spot_img

Colaboradores